Embarazo en Navidad

En las fiestas navideñas los excesos están a la orden del día; las comidas grasosas y de alto contenido calórico son características. Y este tipo de cosas son muy perjudiciales para una mujer embarazada. Por ello, hay que tomar algunas precauciones.

1

Cuidado con los pescados y algunas carnes

Los pescados son especialmente peligrosos para las embarazadas. Los que están contraindicados por la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) son pez espada, tiburón, mariscos, blanquillo. Los pescados crudos como el sushi también es conveniente evitar. Y las carnes muy grasas y pesadas como la del lechón, que son muy difíciles de digerir es mejor no comerlas o hacerlo con mucha moderación.

2

No excederse con los dulces

La Navidad es característica por la presencia de gran variedad de dulces en la mesa: Turrones, mazapanes, budines, helados, etc. Este tipo de alimentos son muy irritantes, algunos difíciles de digerir, a lo que se suma que durante el embarazo la acidez y problemas estomacales son más frecuentes. Además son de alto contenido calórico; por lo cual, para evitar pasarla mal del estómago y aumentar mucho de peso por estas fechas, es mejor consumirlos muy moderadamente.

3

Evitar el alcohol

El alcohol pasa directo a la sangre del bebé y su consumo se asocia con aborto espontáneo, malformaciones, parto prematuro entre otras complicaciones. Por lo cual, es preferible evitarlo y en caso de querer brindar y beber alguna cosa inclinarse por ejemplo por una cerveza o trago sin alcohol.

4

Descansar

Esta época de reuniones, celebraciones, compras, encuentros suele caracterizarse por el estrés, si bien son fechas lindas que se disfrutan y viven con gran alegría, también son muy cansadoras y más aún cuando las emociones está a flor de piel. Por ello, lo ideal es descansar entre las reuniones, compras, festejos, preparaciones culinarias, etc. Tratar de delegar lo que se pueda y priorizar ante todo al bebé.

5

Hidratarse bien

La hidratación es fundamental durante el embarazo, especialmente para aquellas mujeres que viven en zonas muy calurosas. En esta época se anda mucho de un lado a otro, siempre corriendo, con muchas obligaciones, compras de regalos, de alimentos, decoración, reuniones, etc. Por ello, es tan importante la hidratación, el consumo de agua, jugos de gruta, licuados, etc.

6

Alejarse del humo perjudicial

Por supuesto que el consumo de tabaco está totalmente contraindicado para las embarazadas. Pero ellas no sólo deben cuidarse de consumirlo sino también del humo de tabaco expedido por su entorno. En estas fiestas las reuniones con amigos son una característica y en ellas la gente fuma y cuando son varias las personas que lo hacen el ambiente se envicia con rapidez. Aún estando en espacios abiertos, procurar alejarse del humo del cigarrillo para preservar la salud del bebé y la propia.

Puntaje: 
Sin votos aún