Los arreglos florales y las flores frescas, al igual que las plantas, además de decorar un ambiente aportan color, aroma y vida. Ya sea que las compres o te las hayan regalado, son perfectas para ambientar cualquier espacio del hogar. La durabilidad de las mismas va depender del tipo de flor, de la época del año (cuando hace mucho calor duran menos) y del cuidado que se les otorgue. Si se tienen en cuenta algunos tips, podrán conservarse frescas y bonitas durante más tiempo.

Tips básicos para el cuidado del arreglo floral

  • El primer paso una vez que se recibe un ramo de obsequio o se compra en el mercado, es retirar el papel que envuelve los tallos y cortarlos en forma diagonal.
  • Colocar, aproximadamente, unos 10 centímetros de agua en un recipiente y meter dentro las flores.
  • Ubicar el arreglo en un lugar luminoso y fresco.
  • Cambiar diariamente el agua del jarrón.

Consejos para extender la vida de los arreglos florales

1 Aspirinas en el agua del florero

Imagen
Para conservar por más tiempo frescas las flores de un arreglo, un tip que extiende su durabilidad, consiste en colocar dos aspirinas (ácido acetil salicílico) en el agua del florero. La razón que explica esto, es el contenido de ácido que impide que se desarrollen microorganismos que marchiten los tallos y posteriormente las flores. Además aportan sales minerales que las nutren. Eso sí, se debe tener la precaución de usar una o dos aspirinas y no abusar, sino el efecto que se lograría podría ser el contrario al buscado.

2 Spray o laca para el pelo

Imagen
Este es un tip que se utiliza para los ramos de novia, arreglos florales de eventos o flores secas. Rociar a una distancia prudencial de unos 10 centímetros, aproximadamente, sobre los pétalos y el follaje del ramo, pero sin excederse en la cantidad. Con esto se aporta humedad y se logra extender la frescura, brillo y belleza de las flores y hojas del arreglo durante un poco más de tiempo.

3 Vodka y azúcar

Imagen
Mezclar en un recipiente unas gotitas de vodka y dos o tres cucharaditas de azúcar e incorporar al agua del florero. El vodka inhibe el crecimiento de bacterias y la producción de gas etileno que marchita las flores. Mientras que el azúcar por su parte, aporta alimento a los tallos.

4 Gaseosa cítrica e hipoclorito

Imagen
Verter en el florero una parte de gaseosa de limón por tres de agua, junto con unas gotitas de hipoclorito. Esta mezcla funciona, ya que la gaseosa aporta acidez y azúcar para nutrir las flores, en tanto el hipoclorito combate cualquier microrganismo que pueda resultar perjudicial y marchitarlas.

5 Refrigerador

Imagen
Si se compra un ramo para usar en un evento como una boda u otro tipo de fiesta y se necesita conservar hasta la hora del mismo. Puede conservarse fresco, colocándose cuidadosamente en el refrigerador durante un breve período de tiempo. Este truco es como para utilizar en una de emergencia puntual.

Puntaje: 
Sin votos aún