Tartamudes

El tartamudeo es un trastorno del habla que se caracteriza por la repetición o mayor duración de las sílabas o palabras. Afecta aproximadamente a 1 de cada 20 niños entre los 2 y los 5 años y puede extenderse desde una semana hasta durar años. Es más frecuente en los varones y esto también se da en la adultez cuando persiste, siendo más común en hombres que en mujeres. En el 1% de los casos el tartamudeo puede no sólo no desparecer sino empeorar. Se denomina tartamudeo del desarrollo y es el tipo más común.

Los niños generalmente no son conscientes de que tartamudean por lo cual lo mejor es que los padres se relajen ante esta situación.

Hay casos en los que los niños tartamudos descubren que al leer en voz alta o cantar no tartamudean.

Causas y factores de riesgo

  • Hay una tendencia a que sea un problema hereditario y ya se han identificado los genes causantes del tartamudeo
  • También hay evidencia de que sea resultado de ciertas lesiones cerebrales como lesiones cerebrales traumáticas o accidente cerebrovascular

Síntomas

El tartamudeo puede comenzar con la repetición de algunas consonantes (g, k, t) y cuando empeora se repiten palabras o frases.

Con posterioridad comienzan a desarrollarse espasmos vocales; aparece un sonido forzado, casi explosivo en la alocución y puede parecer que el niño este esforzándose para hablar.

Las situaciones que causan estrés o nerviosismo, pueden llevar a que los síntomas se agraven en esa circunstancia.

Los síntomas más frecuentes incluyen:

  • Frustración al tratar de comunicarse
  • Interponer palabras o sonidos demás. Por ejemplo: “Fuimos al, uh, ah, al cine”)
  • Realizar pausas o dudar al comenzar las oraciones o palabras o durante las mismas y generalmente con los labios juntos
  • Tensión en la voz
  • Repetir sonidos, palabras o partes de frases
  • Sonidos muy largos al pronunciar las palabras. Por ejemplo: “Me voooooooy”
  • Movimientos involuntarios de la cabeza o alguna otra parte del cuerpo
  • Parpadeo del ojo
  • Movimiento espasmódico de la mandíbula

Tratamiento

No hay tratamiento para el tartamudeo y en general son casos temporales que se resuelven por sí solos.

Los padres pueden ayudar a sus niños con las siguientes cosas:

  • Evitar estar muy pendientes sobre el asunto, ya que con eso pueden ayudar a que el problema se agrave
  • Evitar someter o exponer al niño a situaciones de estrés
  • Dedicar tiempo a charlar con el niño
  • Hablar sin tapujos del tartamudeo cada vez que el niño mencione el tema, para demostrarle que se entiende su frustración
  • Escuchar con paciencia al niño, sin transmitirle nerviosismo, mirándolo a los ojos, sin interrumpirlo, transmitiéndole amor, comprensión y aceptación. Jamás terminar las frases por él
  • Entre los 2 y los 4 años hay algunos ejercicios sencillos que pueden ayuda a que supere el problema:
    • Enseñarle a inflar globos: Es un buen ejercicio para enseñar a controlar la respiración
    • Estimularlo a hacer pompas de jabón
    • Realizar bolitas de papel y hacer que las sople a través de una pajita
Puntaje: 
Sin votos aún