Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /home/bllt7234/public_html/sites/all/themes/sbn/templates/node--article.tpl.php on line 192

Existen algunas separaciones en la cabeza que forman parte de la evolución normal del niño. En el momento del nacimiento, los huesos del cráneo del bebé no están sujetos de un modo firme y esta característica es lo que permite que el bebé pueda pasar por el canal del parto sin sufrir un daño cerebral.

Características principales:

  • Entre los 12 y 18 meses se dan estas separaciones
  • El cráneo de un recién nacido está conformado por seis huesos craneales: Occipital, frontal, dos parietales y dos temporales
  • Las fontanelas que deben evidenciarse en el bebé son dos: Una en la parte superior y otra en el sector de atrás
  • La posterior se cierra cuando el bebé alcanza aproximadamente los dos meses de vida
  • La anterior se cierra generalmente a los 18 meses
  • Estas separaciones son importantes, ya que permiten el desarrollo y crecimiento del cerebro del niño
  • Mediante la palpación de ambas fontanelas se puede tener un juicio sobre la correcta evolución del bebé. Suelen latir y estar hundidas
  • El médico indicará pruebas complementarias si detecta alguna anomalía como el uso de resonancia magnética o tomografía computarizada

Si las fontanelas del niño son excesivamente grandes se puede deber a:

A tener en cuenta para no alarmarse:

  • Hay niños, cuyo crecimiento es más lento y no tienen por qué presentar ninguna patología. Por tal motivo, los pediatras suelen controlar todos los meses el perímetro encefálico del bebé para comprobar que va creciendo con normalidad. Hay niños que se demoran en tener la fontanela central cerrada hasta 24 meses y esto ni implica ningún retraso ni problema. Cada niño es diferente y hay tiempos que deben ser respetados
  • El tamaño de la cabeza del bebé no suele ser motivo de alarma, ya que si un niño tiene la cabeza grande simplemente se puede deber a un factor hereditario. También es bueno recordar que durante el primer año de vida, la cabeza del niño suele tener gran tamaño, ya que es una parte del cuerpo que crece con mayor rapidez en relación a otras zonas de su organismo

Ventajas de las fontanelas:

  • Facilitan el trabajo de parto impidiendo cualquier daño cerebral
  • Ayudan al crecimiento evolutivo de la estructura ósea del niño hasta el primer año de vida
  • Los espacios creados en el cerebro, permiten a los médicos estudiar cualquier anomalía que pudiera existir como malformaciones, hemorragias o tumores, ya que el profesional colocará el ultrasonido directamente sobre la fontanela del niño. El bebé no detectará ningún tipo de dolencia.

    Consejos:

    • El sol beneficia el cierre de la fontanela, ya que la vitamina D se fija en los huesos y también contribuye a la correcta evolución ósea del bebé
    • Si nota que la fontanela está hundida o hinchada, se debe consultar rápidamente al especialista, ya que pueden ser síntomas de deshidratación o de meningitis, según sea el aspecto de la misma
    • SI el niño presenta fiebre, demasiado cansancio o vómitos, es aconsejable acudir rápidamente al especialista para que éste evalúe su estado general
    • El tener las fontanelas abiertas no implica que al niño haya que sobreprotegerlo por miedo a un golpe en la cabeza. La piel de la cabeza y la membrana cerebral son lo suficientemente resistentes para impedir cualquier daño. El cuidado que hay que tener con un niño menor a 20 meses, es el normal que se debe ejercer con cualquier niño
Puntaje: 
Sin votos aún