Ejercicio físico recomendado para embarazos múltiples

El embarazo múltiple es considerado un embarazo de riesgo, por lo cual requiere un seguimiento y control más exhaustivo. Estos cuidados incluyen lo que refiere a la actividad física de la embarazada.

Si bien realizar ejercicio durante el embarazo no está contraindicado, es preciso que el deporte que se practique sea acorde a esta etapa tan particular de la vida de la mujer. Además, también se ha de tener en cuenta cómo era la rutina previa al embarazo, ya que si se trata de una persona activa, atlética, que acostumbra a hacer ejercicio, durante el embarazo podrá seguir haciéndolo tan sólo tomando algunas precauciones. En cambio, si se trata de una mujer que no acostumbra a hacer deporte, el embarazo no es el mejor momento para comenzar con una actividad muy exigente. Si tal vez con caminatas, natación, gimnasia acuática, yoga, pilates y otro tipo de actividades que están totalmente permitidas y son muy beneficiosas para las mujeres embarazadas.

El embarazo múltiple en sí mismo no es un impedimento para hacer ejercicio físico si la mujer se encuentra en buen estado de salud y el embarazo no presenta ninguna complicación. Durante el primer trimestre en general, los médicos permiten continuar practicando deporte a aquellas mujeres que ya lo hacían antes de la concepción. En el segundo se recomienda bajar un poco la intensidad y habitualmente se aconseja dejar de hacer actividad hacia el tercer trimestre, alrededor de la semana 28 del embarazo, debido a la gran carga que significa para la columna el gran tamaño del útero, la falta de equilibrio, de movilidad, etc.

Además, el riesgo de parto prematuro, que suele presentarse en aproximadamente el 50% de los embarazos múltiples, es muy frecuente a esta altura del embarazo y frecuentemente es uno de los motivos por los cuales se aconseja dejar de realizar actividad física hacia el final del mismo.

Sin lugar a dudas, que lo más recomendable en cuanto al ejercicio durante el último trimestre del embarazo, son las clases de parto, en donde además de aprender ejercicios de respiración, de relajación, etc., se practican posturas para mejorar y aliviar los dolores de espalda, la hinchazón de pies y pernas, tan comunes en el embarazo, entre otras cosas.

Toda actividad física que realice la embarazada deberá estar aprobada por su ginecólogo tratante, quien conoce muy bien la historia clínica de la paciente, su estado de salud, y el del bebé.

¿Qué tipo de deportes y ejercicios deben evitarse?

  • Ejercicios de levantamiento de peso
  • Deportes que impliquen riesgo de golpes o caídas (por ejemplo ciclismo, artes marciales, etc.)
  • Deportes de alta competición y resistencia
  • Evitar hacer deporte cuando el clima está muy caluroso y/o húmedo
  • Evitar las piscinas y saunas con altas temperaturas

¿Cuáles son las señales de que se debe dejar de realizar ejercicio?

  • Calambres o dolores abdominales (contracciones)
  • Presión o dolor punzante en la pelvis
  • Mareos
  • Sangrado vaginal
  • Edemas, hinchazón, sobre todo en los pies
Puntaje: 
Sin votos aún