Limpiar plancha quemada

Si bien planchar ropa no es una de las tareas del hogar más atractivas, en ocasiones es necesaria. Una blusa, un vestido, un pantalón que quedó guardado en el fondo del guardarropas y se arrugó, necesita de un planchado. Pero puede pasar que después de mucho tiempo sin usar la plancha, cuando la sacas encuentras que está sucia, quemada la base y hay que limpiarla.

Limpiar la plancha puede ser una tarea difícil cuando la suciedad es vieja, por ello lo ideal es limpiarla cada vez que se usa o cuando se produce un accidente. Por ejemplo, puede pasar que se use a una temperatura demasiado elevada para determinado tipo de prendas delicadas o sintéticas y ello lleve a que se pegue, se queme y queden restos sobre la base. Cuando la suciedad se adhiere, es necesario eliminarla, ya que de lo contrario arruinará tanto el electrodoméstico, como las prendas que a futuro se desee planchar.

Trucos caseros para limpiar la plancha quemada

1 Vinagre, limón y bicarbonato de sodio

Calentar la plancha a una temperatura mínima. Mezclar en un bol unas cucharaditas de bicarbonato de sodio, unas gotas de vinagre y unas de zumo de limón. Formar una pasta semi líquida. Con la ayuda de un trapo limpio y teniendo la precaución de desconectar la plancha de la electricidad previamente, pasar la mezcla sobre la base, repitiendo el procedimiento tantas veces como sea necesario hasta lograr el objetivo.

2 Pasta de dental

Sobre la base de la plancha fría, colocar pasta dental y con la ayuda de un paño frotar. Luego encender la plancha con la función del vapor activada y dejar unos 5 minutos. Una vez tibia pasar un paño limpio para eliminar cualquier resto de pasta dental. Finalmente pasar otro humedecido en vinagre.

3 Cebo de vela

Encender la plancha y dejar que caliente unos minutos. Tomar una vela y pasarla sobre la base donde está la suciedad. El cebo de la vela comenzará a derretirse y gracias a ello eliminará lo quemado. Para ayudar a retirar los excedentes pasar la plancha sobre alguna tela, de modo que los restos de cebo y suciedad vayan quedando allí y la base limpia. Para terminar, pasar un paño humedecido con vinagre blanco de alcohol.

4 Vinagre y sal fina

Un truco casero para limpiar la plancha quemada muy efectivo, es mezclar partes iguales de vinagre blanco de alcohol y sal fina. Formar una pasta suave que funcionará como un abrasivo para remover lo quemado, pero sin rayar la base de la plancha. Para limpiar los orificios del vapor, usar hisopos de algodón ligeramente humedecidos en vinagre. Repetir todas las veces que sea necesario.

5 Limpiar el interior de la plancha con agua y vinagre

Las planchas de vapor suelen acumular suciedad en su interior y luego al momento de utilizarla, expulsarlos por los orificios por los que sale el vapor, ensuciando así las prendas que estamos planchando. Para que esto no suceda, es necesario realizar una limpieza periódica con vinagre y agua. Mezclar ½ taza y ½ taza de cada una de las soluciones y colocar por el orificio por donde se introduce el agua para usar la plancha con vapor. Encender la plancha y dejar que caliente. Una vez que esté a la temperatura adecuada, planchar sobre una tela limpia, que no importe que se ensucie, todas las veces que sea necesario para que se elimine toda la suciedad del interior. Para finalizar el proceso, colocar agua limpia en el compartimento del vapor y dejarlo salir para asegurarse que no quede ningún residuo de vinagre. Para terminar, volcar los restos de agua que pudieran quedar en la reserva.

Puntaje: 
Sin votos aún