Sexy embarazada
Foto cortesía de tfproject

Durante el embarazo

El embarazo es un período en la vida de las mujeres en el que se ven hermosas, radiantes, pero esto tal vez, por momentos, no es percibido por ellas ya que debido al aumento de peso, el crecimiento del vientre y los cambios hormonales, se sienten gordas, feas y poco atractivas. Por ello, es muy importante que dediquen algo de tiempo y energía a cuidarse y a mimarse, para sentirse bien con ellas mismas y así estar en armonía física y espiritual. Conozcamos algunos tips para sentirse bella durante el embarazo:

  • Dedicarse momentos para mimarse: El embarazo, el tamaño del vientre, etc. no pueden ser excusa ni impedimento para dedicarse a una misma, a relajarse a combatir el estrés, a la estética personal, además en la medida en que una hace cosas para estar mejor exteriormente, también comenzará a sentirse más animada y mejor en su interior, ya que cuando una se ve bien, se siente bien
  • Realizar ejercicio: El embarazo no es un impedimento para realizar actividad física, hay ejercicios que están aconsejados durante el embarazo y que son realmente muy beneficiosos, entre ellos la natación, la gimnasia acuática, el yoga, Pilates, las caminatas, y algunos tipos de abdominales y gimnasias especiales para el embarazo. La práctica regular de ejercicio, además de aumentar la frecuencia cardíaca haciendo que la embarazada se sienta con mucha energía, contribuirá a mejorar su estado físico y a que luego del parto pueda recuperar el peso y el cuerpo que tenía antes del embarazo
  • Mantener una dieta equilibrada y controlar el peso: Es muy importante durante el embarazo comer sanamente, siguiendo una dieta equilibrada, que ayude, además de aportar nutrientes, vitaminas y minerales que requiere una mujer gestante, a controlar su peso y a aumentar lo justo, ni más ni menos, aproximadamente, entre unos 11 y 14 kilos, pero esto dependerá del estado nutricional de la mujer previo a su embarazo, ya que las obesas tienen menor margen de aumento y las que están por debajo de su peso, mayor margen. Esto también ayudará a que la futura mamá se sienta sexy y logre una vez que nazca su bebé, volver más fácil y rápidamente a la figura que tenía antes
  • Cuidar el cabello y la piel durante el embarazo: Tanto la piel como el cabello sufren algunas modificaciones durante esta etapa debido a los constantes cambios hormonales, para algunas mujeres más positivas y para otras no tanto. Hay a las que el cabello les luce más brillante, suave y fuerte, mientras que a otras se les vuelve más quebradizo y débil. Al igual que sucede con la piel, en algunos casos está rozagante, lozana y en otros más grasa, con acné, etc. Además, la piel sufre los efectos del crecimiento del vientre y de las mamas, también los efectos del aumento de peso, todo lo cual favorece la aparición de estrías. Por ello, es muy importante darles los cuidados necesarios tanto al cabello como a la piel (tratamientos para las estrías) para que se vean hermosos durante esta etapa y así la futura mamá pueda sentirse atractiva y sensual
  • Mantener la elegancia en la vestimenta: Estar embarazada no es sinónimo de estar mal vestida, con ropas grandes, poco elegantes y atractivas. En la actualidad hay una gran variedad de ropa maternal (ropa informal para embarazadas, vestimenta para embarazadas jóvenes) que permite a la mujer mantener su estilo durante el embarazo y estar siempre sexy y bien vestida. Además, sobre todo para aquellas que tienen poco busto, el embarazo es un momento ideal para sacarle provecho al aumento del volumen del pecho y utilizar escotes pronunciados que permitan lucirlo. También puede recurrirse al toque complementario de los zapatos con tacos, ya que éstos pueden ser utilizados siempre y cuando no sean demasiado altos y de tacón muy fino para lucir más elegante con una vestimenta acorde

Después del parto

Después del parto pese a que la flamante mamá se siente feliz por la llegada de su bebé, es muy probable que se sienta angustiada, que experimente la famosa depresión postparto, que se sienta gorda, fea, ya que al cuerpo le lleva un tiempo retornar a su estado anterior al embarazo, y la constante demanda que implica un recién nacido, deja poco o prácticamente nada de tiempo para dedicarse una misma. Por ello es importante seguir algunos consejos para sentirse bien y no dejarse vencer por la desesperación.

  • Alimentarse sanamente: El postparto no es el momento indicado para hacer dieta ya que los requerimientos energéticos de la lactancia son muy grandes, pero sí se recomienda mantener una dieta sana y equilibrada, lo que junto con el hecho de amamantar al bebé, harán que la mamá recupere su peso y su figura rápidamente
  • Realizar ejercicio: Practicar actividad física es una de las mejores formas de volver al peso y recuperar la figura previa al parto. El momento para comenzar a ejercitarse dependerá de si fue parto vaginal o por cesárea, ya que este último requiere mayor tiempo de recuperación. Realizar caminatas, ejercicio aeróbico junto con gimnasia localizada para tonificar el abdomen, es la mejor manera de lograr el estado físico anterior al embarazo.
  • Utilizar ropa cómoda: Es muy probable que volver a usar la ropa que utilizaba antes del embarazo lleve un par de meses, por ello es preciso tomar las cosas con calma, y de ser necesario. comprar ropa especial para este período, aunque sean unas pocas prendas lindas pero utilitarias, para salir del paso, hasta que lograr la figura anterior y poder utilizar la ropa de antes
  • Pedir ayuda: Es muy posible que para realizar ejercicio, dedicarse algo de tiempo a una misma, ir a la peluquería, a depilarse, etc. se necesite ayuda de alguien más que se quede con el bebé. En estos momentos es indispensable pedirla, ya sea al padre, a una abuela, o a alguna amiga, ya que en la medida en que la mamá se sienta linda, sexy, atractiva y esté bien consigo misma, va a estar también más dispuesta y feliz para atender a su bebé.
Puntaje: 
Promedio: 4 (2 votos)