Cabello teñido con henna con reflejos cobrizos.
Con el henna se logran unos reflejos rojizos muy naturales

El henna es un pigmento natural que puede utilizarse para teñir el cabello o hacer tatuajes temporales sobre la piel. Es una alternativa natural para darle una tonalidad al pelo y cubrir las canas, sin necesidad de tener que recurrir a tintes químicos que lo dañan y resecan.

Beneficios de teñirte con henna

1 Le da un color natural, nutre, hidrata y protege

Al ser un pigmento natural, le otorga un color al cabello pero sin dañarlo como sucede con los productos de coloración de pelo que contienen químicos. Además lo nutre, hidrata y cierra la cutícula, aportando un brillo muy bonito y protegiéndolo de agresiones externas como el calor del secador o la planchita.

2 Ayuda a controlar la producción sebácea

Es recomendable para las personas que tienen cabello graso, ya que contribuye a controlar la producción de sebo que deja el cabello con aspecto grasoso y sucio.

Desventajas de teñirse con henna

1 No se recomienda para cabello previamente teñido

Las moléculas del henna se adhieren a la raíz y queratina del cabello y pueden hacer que la reacción a los oxidantes no sea la esperada. Por ello, no es recomendable usar tintura luego de haber usado henna, hasta que el pelo no se encuentre libre por completo de este pigmento natural. Y a la inversa, aplicar henna sobre un cabello que estuvo expuesto a agentes químicos, no garantiza que el resultado sea el deseado. En caso de querer usar tintes industriales luego de haber usado henna, se aconseja esperar al menos unos dos meses y siempre teñir de color más oscuro, no intentar aclarar ya que el color obtenido puede tender al verdoso.

2 No hay una gama de colores como la de los tintes

La henna tiende al color rojizo, que es su color original, no existe una variedad de tonos como si en la coloración de tintes químicos. Por ello, los colores que pueden obtenerse con henna están en la gama de los caobas, marrones, cafés o naranjas.

3 No es una tintura permanente

A diferencia de los tintes químicos, el henna se va progresivamente con los lavados. Pero tiene una duración aproximada de entre dos y cuatro meses.

4 No aclara

El henna no decolora el cabello, por lo cual no es una opción válida si lo que se busca es aclarar. Sin embargo, puede utilizarse henna en polvo color rubio o dorado combinado con manzanilla o extracto de manzanilla y así conseguir aclarar algún tono, obteniendo unos reflejos dorados muy naturales. Para ello, se recomienda preparar una infusión cargada de manzanilla y agregar dos cucharadas de polvo henna del color claro deseado. Aplicar sobre el cabello y dejar actuar durante una hora a la luz del sol para obtener mejores resultados. Para optimizar aún más el aclarado, enjuagar cada vez que se lave el cabello con un agua de manzanilla.

Cómo se tiñe el cabello con henna

  1. La henna se prepara con agua caliente. A la mezcla se le pueden agregar unas gotitas de aceite de oliva para que nutra más el cabello u otros aceites esenciales con aromas agradables para disimular el olor a hojas secas de la henna.
  2. Se aplica sobre el cabello seco, mechón a mechón con la ayuda de un pincel para tinta.
  3. Se debe aplicar con guantes, ya que mancha las manos y aplicar una crema en el contorno del rostro para evitar así manchar la piel.
  4. Para obtener un tono más oscuro o más café, se puede agregar unas cucharas de té negro o café a la mezcla y dejar actuar más tiempo.
  5. Se envuelve el cabello con papel filme y se deja actuar entre 2 y 4 horas. Cuanto más tiempo de exposición mayor será la intensidad del color.
Puntaje: 
Sin votos aún