El muguet

Se trata de una infección no grave pero sí muy contagiosa de la mucosa de la boca (interior de la boca, labios, mejillas y lengua), causada por el hongo cándida albicans. Se manifiesta con manchas blancas de forma irregular, muy difíciles de quitar en las zonas de la boca y también puede aparecer asociada con lesiones de dermatitis del pañal.

Es habitual en niños menores de 6 meses y se contrae durante el parto, ya que el hongo puede habitar en el intestino o la vagina de la madre (infección vaginal por cándidas) o durante la lactancia, como consecuencia de las bajas defensas del bebé.

En niños más grande no es común, aunque puede aparecer como consecuencia del consumo prolongado de antibióticos o corticoides o a una deficiente higiene bucal.

Síntomas

Manchas blancas pequeñas y sobresalientes sobe la parte interna de la cara, boca, mejillas y lengua, que al quitarlas pueden sangrar o producir una inflamación leve.

Si bien el suele cursar sin otros síntomas, puede causar en algunos casos cierta picazón. Por lo cual puede pasar que el bebé se muerte irritable, lloroso que no desee alimentarse y no pueda dormir.

Tratamiento

El tratamiento lo indicará el pediatra y consiste en la administración vía oral de una medicación antifúngico. Esta solución deberá ser aplicada en las zonas afectadas de la boca del bebé, con ligeros toques con hisopo, 30 minutos antes de la lactancia o inmediatamente después de ésta. El tratamiento deberá tener una duración de 10 días con 3 aplicaciones diarias. Según indicación médica, puede aplicarse también una solución de bicarbonato con agua para evitar que se infecten las aftas.

Como medidas a tomar, es importante la desinfección de los juguetes y objetos que el bebé lleva habitualmente a la boca como ser chupete, biberón, sonajeros, etc. En caso de los lactantes, puede pasar que la madre experimente molestias en el pezón, como ser enrojecimiento y en tal caso hay que lavar muy bien el pezón y posteriormente aplicar una crema antifúngica.

En caso de lesiones en la zona del pañal, el pediatra podrá indicar la aplicación de una crema en esa zona.

Medidas de prevención

Debido a que la infección es muy contagiosa, es importante llevar una buena higiene de manos y de utensilios del bebé. Lavar con frecuencia su chupete y la tetina del biberón y cambiarla con cierta regularidad para prevenir que las lesiones se actúen. También es fundamental la higiene de la boca del bebé con un cepillo de dientes de cerdas suaves o con una gasa y agua.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)