El calcio es un mineral necesario, ya que el organismo lo requiere para formar su estructura, huesos y dientes. El calcio en el embarazo, es altamente indispensable, ya que el aporte al bebé es vital para que se desarrolle normalmente.

Ingesta recomendada para una mujer embarazada:

  • Una embarazada debe consumir más de 1000 mg de calcio al día
    • En qué alimentos se lo puede encontrar:

      • Calcio leche están íntimamente ligados
      • Quesos
      • Yogurt
      • Sardinas
      • Salmón
      • Almendras
      • Pan integral
      • Nueces
      • Brócoli
      • Espinacas
      • Naranjas
      • Chocolate con leche

      Una porción equivale a:

      • 2 cucharadas de queso rallado
      • Un pote de yogurt (200 gramos)
      • Un vaso de leche (200 cc)

      Síntomas que provoca la falta de calcio:

      • Aparición de calambres durante la noche
      • Adelgazamiento
      • Fragilidad
      • Porosidad que puede ocasionar fracturas
      • Espasmos nerviosos
      • Hipertensión

      Ante estos síntomas la mujer gestante debe acudir al médico. Si se producen estas señales lo debe hacer de inmediato:

      • Dolor al orinar
      • Pérdida de peso
      • Aumento e la frecuencia urinaria
      • Sudoración
      • Temblores
      • Bajos niveles de azúcar en sangre
      • Palpitaciones
      • Náuseas que no se alivian
      • Diarrea (de 4 a 6 episodios por día)
      • Hormigueo
      • Dolor de cabeza

      Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de padecer déficit de calcio debido a que el bebé les absorbe todo. Llevar una dieta adecuada a base de alimentos que contengan este mineral, es la mejor manera de prevenir inconvenientes futuros. El especialista también podrá recetar suplementos que lo contengan, si a pesar de la dieta todavía se está ante niveles bajos. Pero hay que tener en cuenta que consumiendo alimentos ricos en calcio es suficiente para mantenerse en buen estado de salud.

      Algunas recomendaciones importantes:

  • Ingerir a diario tres raciones de lácteos. Cuando se habla de lácteos no necesariamente significa que la persona debe ingerir vasos de leche pura. Hay que aprovechar la innumerable cantidad de alimentos que lo contienen, como los ya mencionados, o los flanes o licuados
  • Si la madre es intolerante a la lactosa o no tolera los alimentos que derivan de ella, debe decírselo al especialista para que pueda aconsejarla sobre otras opciones para no perder las dosis de calcio que al día se necesitan y que mantendrán sano a su bebé
  • Durante el embarazo, la mujer necesita ingerir mucho más calcio de lo habitual, ya que el bebé necesita mucha cantidad para desarrollarse sanamente. La madre debe tener esto en cuenta desde el primer momento
  • Tomar el sol durante quince minutos, ayuda a que el calcio se fije debido a la vitamina D que se sintetiza cuando se pone en contacto con el sol

Datos de interés a tener en cuenta:

  • Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud, (OMS), el suplemento de calcio durante la gestación, ayuda a prevenir la preeclamsia. Esta conclusión deviene de un análisis realizado a 8.300 mujeres de varios países quienes llevaban una dieta pobre en calcio. En determinado momento del embarazo se les suministró el mineral a un grupo de ellas y a otro, placebo. El suplemento de calcio, consiguió reducir los partos prematuros, la muerte neonatal y otras serias complicaciones
Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)