Lo que nadie dice acerca del embarazo

El embarazo es una etapa maravillosa en la vida de toda mujer, pero aún así tiene su lado no tan hermoso, que nadie cuenta.

A continuación se enumeran una serie de puntos que habitualmente no se mencionan tanto al hablar sobre este tema.

Las relaciones sexuales pueden volverse complicadas

A medida que avanza el embarazo y crece el vientre, puede volverse un poco complicado e incómodo el tener relaciones sexuales con su pareja, sumado a esto las molestias frecuentes de este período: Acidez, dolor de espalda, cintura y cadera, trastornos del sueño, entre otros. Además está en algunas personas la creencia de que tener sexo durante el embarazo puede dañar al bebé, lo que es totalmente erróneo. Y salvo que exista alguna indicación expresa del médico que lo impida, se puede tener sexo sin ningún tipo de problema siempre y cuando la pareja así lo desee.

El primer trimestre tiene sus dificultades

Cuando una mujer se entera de que está embarazada, todo es alegría y felicidad, pero pronto llegan los primeros malestares propios del primer trimestre que pueden ser sumamente incómodos. Las náuseas, los vómitos, la somnolencia son algunos de los síntomas que en los primeros meses tienen muchas mujeres embarazadas y las tienen muy desganadas durante todo este período. Otra de las preocupaciones es el aborto espontáneo, sobre todo en aquellas mujeres que ya han sufrido alguno antes, puesto que sucede en el 15% de los embarazos y el 80% de ellos antes de la semana 12.

Dolores corporales

A medida que el embarazo avanza y el tamaño del útero crece, comienzan a sentirse algunas molestias que luego pueden transformarse en dolores en el área de la pelvis, caderas, ciática, cintura. Algunas mujeres suelen sentir en ocasiones como unos pinchazos agudos en la zona abdominal baja, esto se debe a que el incremento del tamaño del útero hace que se estiren los ligamentos que lo rodean, ejerciendo presión sobre los nervios. Si bien este dolor solo dura algunos minutos, puede llegar a despertar a la futura mamá de un profundo sueño.

Inconciencia urinaria

El gran tamaño del útero hace mucha presión sobre la vejiga haciendo que las ganas de orinar sean frecuentes y algunas veces incontenibles o que se puedan producir pequeñas pérdidas de orina al reírse, toser o estornudar.

Estreñimiento

El estreñimiento es un aspecto bastante molesto del embarazo que además puede intensificarse si se consumen suplementos prenatales en base a hierro. La única solución a ello es consumir abundante fibra, yogures y cuidarse porque ello puede hacer que aparezcan hemorroides que pueden agravarse con el parto.

Calores eternos

Con el embarazo, la cantidad de sangre fluye mucho más por lo que los calores similares a los de la menopausia son bastante frecuentes.

Cambios de humor

Los cambios de humor durante el embarazo son bastante frecuentes, especialmente durante el primer y el último trimestre. Las emociones están a flor de piel, la futura mamá está sensibilizada, si bien está feliz por su embarazo y su futura maternidad, esto también le genera muchos miedos que producen sentimientos encontrados y mucha angustia.

Trastornos del sueño

Estos son característicos sobre todo durante el primer y el último trimestre. Durante el primero es muy frecuente tener mucho sueño todo el tiempo y en el último las molestias propias de esta etapa (dolores de espalda, cintura, pesadez del útero, acidez estomacal, etc.) van a interferir con el buen descanso.

Acidez estomacal

Así como no todas las mujeres tienen náuseas y vómitos al principio del embarazo, tampoco todas sufren de acidez o al menos con la misma intensidad. Pero para aquellas que la padecen, realmente se hace insoportable, un ardor estomacal insoportable que se intensifica al acostarse, por lo que dormir muchas veces se hace difícil.

Puntaje: 
Promedio: 3.8 (5 votos)