La forma de la barriga durante el embarazo

Hay muchos mitos populares entorno a la forma de la barriga. Que si es redonda será nena, que si está en punta será varón, etc. Pero lo cierto es que estas creencias populares no tienen ningún asidero científico y lo que verdaderamente determina la forma de la panza son factores tales como: Si hay embarazos anteriores, si es un embarazo múltiple, el tono muscular abdominal, etc.

.

Factores que influyen en la forma de la barriga y por qué:

  • Relación de tamaño y estatura entre la mamá y el bebé: Las mujeres que tienen constitución muy estrecha en la zona de la pelvis,, no cuentan con espacio suficiente para albergar al bebé y por ello la panza tiende a crecer y salir hacia fuera. Mientras que en aquellas que tienen un constitución más ancha, la barriga será menos pronunciada para afuera
  • Tono muscular: Cuando la mujer al quedar embarazada tiene poco tono muscular abdominal, todo cambio o incremento de peso se hace mucho más evidente. Por ello, generalmente los segundos embarazos son más voluminosos y se notan antes
  • El peso previo de la madre y la cantidad de kilos que aumente en el embarazo: Estos dos factores influyen mucho en el tamaño de la barriga de la futura mamá. Cuanto más sobrepeso tenga la embarazada menos notoria será su barriga, ya que la obesidad disimula el embarazo
  • La cantidad de líquido amniótico: Hacia el final del embarazo, el bebé flota en, aproximadamente, 1 litro de líquido amniótico. Pero esta cantidad puede varias e incluso ser excesivamente mayor o menor lo que constituye dos complicaciones del embarazo llamadas Polihidramnios (exceso de líquido amniótico) u oligohidramnios e influyen en el tamaño de la barriga
  • La posición del feto dentro del útero: Cuando el feto está colocado próximo a la cara posterior del útero, la barriga es menos abultada. En cambio si su posición es transversal, la barriga se ve mucho más ancha que alta. Si el bebé está como parado, la panza es plana y si está con la cabeza hacia abajo, parecerá más puntiaguda
  • El tamaño del feto: El tamaño de la barriga puede o no estar asociado con el tamaño del feto. Cuando un bebé de gran tamaño está colocado próximo a la parte posterior del útero, la barriga no será más grande, pero quizás en otra posición sí
  • Los movimientos del bebé: Cuando el bebé se mueve dentro de la barriga de su mamá, está cambia su forma y muchas veces también su tamaño
  • El ombligo de la embarazada: La forma de la barriga puede variar también según la forma del ombligo. En algunos casos éste sale para afuera, haciendo que la apariencia de la barriga sea mayor. Otros se achatan o desaparecen y así no interfieren tanto en el tamaño de la panza
Puntaje: 
Promedio: 2.8 (5 votos)