flickr.com

La hidrogimnasia es altamente recomendable en toda etapa de la vida y mucho más si se está embarazada, ya que los movimientos que se ejercitan en el agua son terapéuticos, producen alivio al dolor de la embarazada, a los dolores lumbares y relajan los músculos de todo el cuerpo, entre otras ventajas destacadas.

Beneficios comprobados:

  • Alivio del dolor de espald
  • Relaja las articulaciones y elimina los posibles dolores
  • Mantiene el cuerpo en forma
  • Mejora la circulación
  • Disminuye el edema
  • La mujer puede aliviarse de la presión que debido al peso tiene su cuerpo durante las 24 horas
  • Aumenta la flexibilidad, ideal para el momento del parto
  • Tranquiliza, relaja y ayuda a controlar la respiración en el embarazo
  • Es el ejercicio ideal si la mujer gestante ha adquirido varios kilos de más
  • Ayuda a mantener los niveles adecuados de presión arterial

Recomendaciones:

  • Antes de acudir a la piscina o al gimnasio es necesario consultar con el especialista para ver si no está contraindicado
  • A partir del quinto mes y si el embarazo es normal se podrá practicar natación sin inconvenientes
  • Tras el ejercicio hay que cambiarse rápidamente la ropa mojada, ya que un entorno húmedo facilita la proliferación de bacterias en la zona vaginal
  • Con una hora de gimnasia es suficiente

¿Qué ejercicios se pueden realizar?

  • En primera instancia se realizan movimientos generales para adaptar el cuerpo al nuevo ambiente. Si la embarazada nunca ha hecho ejercicio debe comenzar con movimientos suaves y leves
  • Luego se efectuarán diferentes tipos de caminatas
  • Las prácticas para fortalecer los brazos y piernas son muy aconsejables y alivian los posibles dolores articulares tan frecuentes en gestantes que están ya en la última fase de embarazo

Cuáles son los materiales que se usan en las clases:

  • Tablas de diferentes tamaños
  • Flotadores

La gimnasia acuática es ideal para mujeres que ya presentan los siguientes trastornos del embarazo:

  • Hinchazón de pies y tobillos
  • Hemorroides
  • Varices
  • Celulitis
  • Exceso de peso
  • Dolores lumbares
  • Cansancio permanente

Todos estos síntomas se controlan y alivian con la práctica de 50 minutos de ejercicios en el agua, al menos dos veces por semana. No solamente se mejoran las dolencias físicas. Los desequilibrios emocionales producidos por la elevación hormonal, también logran equilibrarse. La sensación de paz, armonía y felicidad que se despierta mientras se realizan los ejercicios es fundamental para disminuir el miedo existente en cualquier gestante. El temor y ansiedad que genera el momento del parto, se ven atenuados, ya que la mente libera todo ese estrés acumulado durante nueve meses, que muchas veces no se hace demasiado evidente, pero que se tiene dentro.

Algunos datos de interés para tener en cuenta:

  • Según un estudio realizado por la Universidad de Campiña, San Pablo, Brasil, la gimnasia aeróbica contribuye sobremanera a la salud materna y del niño. El equipo de especialistas ha tomado en cuenta dos grupos de mujeres: Uno que no había practicado nada de hidrogimnasia durante la gestación y otro que sí lo había hecho. Sólo el 27 por ciento de mujeres que había asistido a clases de natación, había solicitado analgésicos durante el parto, comparado con un 73 por ciento del otro grupo. El mejor estado psicofísico del primer grupo mencionado, era evidente y la conducta relajada facilitó el trabajo de parto
Puntaje: 
Sin votos aún