Hemorroides embarazo

Un embarazo conlleva a padecer varias complicaciones. Hay algunas que son habituales y que la mayoría de las mujeres siente. Suelen ser molestas, sobre todo aquellas que aparecen en los últimos meses de gestación cuando es más común estar cansada, irritada y sumamente impaciente porque se acerca la fecha del parto. Uno de los inconvenientes que se experimentan con cierto fastidio es la aparición de hemorroides en el embarazo.

¿Qué son las hemorroides?

  • Son venas que se inflaman en la zona del recto. Algunas veces se agrandan tanto que sobresalen la zona anal y permiten ser palpadas. Suelen ser de consistencia suave
  • Pueden aparecer debido al estreñimiento causado durante la gestación, el peso que hace el útero sobre las venas y también debido al esfuerzo que se realiza al pujar mientras intenta dar a luz

Síntomas:

  • A veces no presentan síntomas
  • Puede sentirse escozor y ardor
  • Dolor al ir al baño
  • En algunos casos pueden sangrar
  • En las situaciones más complicadas se experimenta un dolor agudo al sentarse y caminar

¿Qué se puede hacer para aliviar los dolores? Recomendaciones útiles

  • Antes que nada se debe consultar al especialista para que éste las revise e indique el mejor tratamiento. Si existe dolor, seguramente se recete alguna crema antiinflamatoria, pero se debe tener cuidado, ya que durante el embarazo no se pueden ingerir los mismos fármacos que antes de estar esperando un bebé. Siempre hay que consultar al médico antes cualquier dolor o síntoma dudoso y no automedicarse
  • El estreñimiento agrava mucho el cuadro, por tal motivo es conveniente tener una dieta rica en fibra desde el comienzo de la gestación. Las verduras, cereales integrales, y frutas no deben faltar nunca, ya que facilitan la correcta evacuación intestinal
  • Si existe hinchazón se puede colocar durante algunos minutos una bolsa de hielo. Esta medida ayudará a desinflamar la zona afectada brindando una sensación de calma
  • Sumergir la zona rectal en agua tibia también es otro método que puede aliviar los dolores
  • Luego de ir al baño, humedecer el papel higiénico o utilizar toallitas húmedas de venta libre para que exista mayor suavidad. No debe tener perfumes y ser blanco para evitar resentir aún más el área adolorida
  • Si estos consejos no tienen resultado debido a que las molestias son realmente dolorosas, solicitarle al médico alguna crema medicinal o calmante
  • Cuando se sienta la necesidad de acudir al baño, no postergar la decisión
  • Tampoco es conveniente pujar en demasía al estar en el excusado, ya que es resiente, hace que la zona se inflame aún más y existe el riesgo de que la hemorroides comience a sangrar
  • Estar sentada o parada durante largos períodos es perjudicial. Al estar acostada, hacerlo sobre el lado izquierdo para que las venas rectales no tengan tanta presión y la circulación de la sangre sea mejor

Es importante que si la mujer sospecha que padece hemorroides durante el embarazo, siempre le comente al especialista por más que los síntomas no sean evidentes para que éste pueda realizar una correcta exploración. Luego del parto, la mayoría de las hemorroides mejoran y no presentan malestares. Si no es el caso, el médico puede recomendar la cirugía para extirparlas o una medicación para reducirlas. Si no presentan síntomas, no se recomienda realizar ningún tratamiento. Si existe hemorragia rectal se debe consultar rápidamente al médico.

Puntaje: 
Sin votos aún