Duerme bien para verte espléndida

Es de conocimiento popular que el buen descanso ayuda a sentirse bien y a gozar de vitalidad y energía a lo largo del día, sin embargo, ¿sabías que dormir bien también te ayuda a verte bien?

De acuerdo a una investigación del Instituto Karolinska de Suecia, el hecho de no descansar bien hace parecer a una persona un 6 por ciento menos saludable y un 4 por ciento menos atractiva.

El estudio encabezado por John Axelsson analizó el comportamiento de 23 adultos de entre 18 y 31 años, a fin de establecer la relación entre la cantidad de sueño y el aspecto físico.
Con el objetivo de fundar dicha relación, se tomaron fotografías de los adultos en dos ocasiones: luego de haber tenido una jornada de sueño normal, y luego de haber dormido mal.

Finalmente, los investigadores llegaron a la conclusión de que las personas que habían dormido más horas lucían más saludables y atractivas que el grupo que había descansado poco.

Horas de sueño según la edad

Los médicos y profesionales de Mayo Clinic aseguran que la cantidad de sueño necesaria para una persona varía de acuerdo a su edad, por ejemplo:

  • Los bebés necesitan dormir entre 14 y 15 horas
  • Los niños pequeños necesitan dormir entre 12 y 14 horas
  • Los niños en edad escolar necesitan dormir entre 10 y 11 horas
  • Los adultos necesitan dormir entre 7 y 9 horas

Aparte de la edad, los profesionales hablan también de otros factores que intervienen en este asunto:

Envejecimiento

Las personas mayores necesitan, aproximadamente, la misma cantidad de sueño que los niños en edad escolar y los jóvenes.

Embarazo

Los cambios en el cuerpo de la mujer durante esta particular etapa, pueden hacer que necesite más horas de sueño.

Falta de sueño

Las personas que no pueden dormir regularmente la cantidad de horas necesarias para un buen descanso, pueden requerir posteriormente más horas de sueño.

Cantidad y calidad

Vale destacar que no solo es importante la cantidad de horas que se duermen por día, sino también la calidad del sueño. Un sueño con interrupciones no brinda el descanso necesario para cualquier persona.

Consecuencias del mal sueño

Las consecuencias del mal sueño no solo pasan por verse mal al otro día sino que también se relacionan con: mal desempeño en tareas mentales complejas y mayor tasa de mortalidad.

Incluso se ha podido comprobar que la falta de sueño puede afectar el sistema inmunológico. Estudios de Mayo Clinic demuestran que las personas que no duermen bien por la noche son más propensas a enfermarse después de haber sido expuestas a un virus, como la gripe o un resfrio. La falta de sueño también puede afectar la rapidez con que estas personas pueden recuperrase cuando se enferman.

Sin embargo, en esta instancia vale aclarar otro punto: dormir de más también tiene sus consecuencias. Los adultos que duermen más de 10 horas por noche pueden sufrir mayor riesgo de aumento de peso, problemas del corazón, derrame cerebral, trastornos del sueño, y depresión, entre otros problemas de salud.

A las personas que no pueden descansar lo necesario (8 horas por noche) se les recomienda visitar a su médico, quien podrá descubrir los motivos del mal sueño y ofrecer una solución que restituya el sueño reparador.

Puntaje: 
Sin votos aún