Enfermedades eruptivas
Foto cortesía de Hiren & Pankaj

La Quinta

La Quinta (eritema infecciosos, parvovirus) es una enfermedad eruptiva infecciosa y viral provocada por el virus parvovirus B19 que afecta particularmente a niños de menos de 6 años. Aparece, con mayor frecuencia en la primavera, inicialmente en el rostro con un sarpullido, un enrojecimiento en las mejillas que se extiende a otras zonas del cuerpo (tórax, brazos y piernas) y desaparece gradualmente. En la mayoría de los casos una vez que se padece se vuelve inmune al contagio. No trae aparejadas mayores complicaciones en los niños, sin embargo, suele ser un gran riesgo para las mujeres embarazadas, las personas con anemia, cáncer o inmunodeprimidas. El proceso de incubación de la enfermedad se extiende, aproximadamente, de 4 a 14 días. En total la Quinta puede durar hasta 30 días, incluyendo todo el proceso.

Síntomas

  • Picazón
  • Decaimiento generalizado
  • Fiebre
  • Estado gripal
  • Erupción rojiza en los pómulos, los brazos, el tronco y las extremidades inferiores
  • En adultos o en niños más grandes puede haber también dolor articular, dolor de cabeza, malestares gastrointestinales

Contagio

  • Por contacto con la saliva, fluidos o secreciones mucosas de la persona infectada
  • El contagio se produce entre los 3 primeros días anteriores a la aparición de la erupción hasta cerca de los 7 días posteriores al comienzo de la misma

Diagnóstico

  • El análisis físico del niño para evaluar las características del sarpullido

Tratamiento
No hay un tratamiento concreto para esta enfermedad, lo que se hace es aliviar los síntomas.

  • Reposo
  • Antitérmicos para bajar la fiebre
  • Mucho líquido
  • Talco mentolado en el sarpullido que produce picazón

La Sexta

La Sexta (exantema súbito o roséola infantil), es una enfermedad viral eruptiva producida por el Herpes virus tipo 6 que se presenta en alrededor del 30 % de los niños de entre 4 meses y 2 años. Aparece con más frecuencia en verano y tiene un período de incubación de, aproximadamente, entre 5 y 15 días desde que se contagia hasta que aparecen los síntomas.

Síntomas

  • Fiebre elevada (cercana a los 40º) que desaparece, aproximadamente, a los 2 o 3 días
  • Erupción rosácea que comienza en el tórax y se extiende al rostro, el abdomen y algunas veces a brazos y piernas y que desaparece en 2 o 3 días
  • Párpados hinchados

Contagio

  • A través de las vías respiratorias, es decir por contacto con la saliva o las secreciones nasales de una persona infectada

Diagnóstico
En general el diagnóstico se realiza tardíamente una vez que ya ha aparecido la erupción, ya que en principio suele confundirse por su sintomatología con una faringitis o una otitis.

Tratamiento
No hay un tratamiento concreto, como en la mayoría de las enfermedades eruptivas virales, lo que se procura es el alivio de los síntomas.

  • Reposo
  • Bajar la fiebre con antitérmicos, paños fríos, baños, etc.
  • Mucho líquido
Puntaje: 
Promedio: 4 (2 votos)