Faltan muy pocos días para la llegada de Navidad y algunos más para celebrar la despedida del año 2010. Las festividades son momentos de regocijo y alegría, pero también oportunidades en las que hay que tener sumo cuidado para que los niños no sufran lesiones.

El armado del árbol de Navidad, las corridas por la casa, la emoción lógica de esta etapa, la expectativa de recibir regalos y las ganas de usar piroctenia, conforman una situación altamente peligrosa para cualquier pequeño, la cual puede prevenirse con calma.

Veremos a continuación algunos consejos para evitar lesiones en las festividades y celebrar sin preocupaciones:

  • Armar el árbol de Navidad junto con los niños como un momento especial de la familia, pero supervisando las tareas de cada uno
  • Dejar para los más pequeños los adornos de plástico, nunca dejar que manipulen los de vidrio porque pueden cortarse
  • Mantener las cajas contenedoras de los elementos del árbol arriba de una mesa o en un sillón, jamás sobre el piso
  • En caso de usar escalera para armar la zona alta del árbol, solo el adulto deberá subir, no sin antes asegurar la escalera y estar rodeado por otro adulto
  • Tener sumo cuidado al momento de enchufar las luces del árbol, chequear antes que la conexión sea segura y alejar completamente a los niños de enchufe
  • Respecto de la pirotecnia, lo único seguro para los niños son las pequeñas bolitas de papel que hacen ruido contra el piso. No es recomendable que un niño manipule ningún tipo de pirotecnia
  • En caso de que los niños insistan en ver algún efecto especial, solo un adulto responsable deberá manipular la pirotecnia con suma precaución, en un lugar abierto y lejos de los niños
Puntaje: 
Sin votos aún