Violencia en las parejas adolescentes

Aproximadamente, una quinta parte de los estudiantes de nivel secundario manifiestan hacer ejercido algún tipo de violencia contra sus parejas, compañeros o hermanos.

Estudio realizado por la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Boston

Un estudio realizado por Emily F. Rothman profesora asociada de la Facultad de salud pública de la Universidad de Boston publicado en Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine, señala que, aproximadamente, una quinta parte de los estudiantes de nivel secundario manifiestan hacer ejercido algún tipo de violencia contra sus parejas, compañeros o hermanos.

Para la realización de este estudio, el grupo investigador encuestó durante el año 2008, a 1,398 estudiantes pertenecientes a 22 escuelas secundarias de Boston. Para ello, fue definido el maltrato físico como: empujones, patadas, golpes, piñas, cachetadas o asfixia. Y la pregunta formulada fue si habían maltratado físicamente a su pareja, compañero o hermanos en el pasado mes.

Más del 41% de los estudiantes investigados señaló que había agredido a algún otro adolescente por lo menos en una oportunidad en el pasado mes; el 31,2% lo había hecho con sus hermanos y cerca del 19% con su pareja estable y/o ocasional.

Entre el porcentaje de estudiantes que admitió haber ejercido algún tipo de violencia contra su pareja, cerca del 10% manifestó haberlo hecho mediante golpes, patadas o intento de asfixia; el 17,6% con empujones o cachetazos y el 42,8% con insultos.

Proporcionalmente se halló que el sexo femenino reportaba una mayor tasa de maltrato hacia su pareja, un 27% frente a un 10%.

Los investigadores encontraron también que la violencia hacia la pareja formaba parte del maltrato que hacían a su vez hacia otros estudiantes, fundamentalmente entre los varones. Por lo cual, se puede advertir que hay una conexión entre la violencia en la pareja y otras manifestaciones de violencia juvenil; no que escogieran a sus parejas especialmente para ejercer violencia sobre ellas.

Aquellos estudiantes que consumían drogas, habían tenido anteriormente problemas con la ley o portaban armas blancas demostraron mayor tendencia a ser violentos con sus parejas. Al igual que quienes habían estado inmersos en un entorno violento dentro de su comunidad.

Los resultados de este estudio concuerdan con los de uno anterior sobre adultos violentos, que evidenció la relación entre la práctica de la violencia doméstica y otros tipos de violencia y comportamientos criminales.

Según Rothman, autora principal de este estudio, estos hallazgos refuerzan el concepto de que hay que enfocarse en el comportamiento violento de los niños en general, es decir en todos los ámbitos. Para así abordar el tema integralmente y no sólo como un problema de maltrato entre la pareja adolescente.

Otros estudios sobre la violencia en las parejas adolescentes

La prevalencia de la violencia física y sexual en las relaciones de pareja durante la adolescencia ha sido estudiada ampliamente y los resultados de las diversas investigaciones fueron recogidos en un trabajo realizado por N. Galass denominado “Adolescent Dating Violence: Prevalence, Risk Factors, Health Outcomes, and Implications for Clinical Practice”.

En una investigación realizada sobre 1405 estudiantes europeos y americanos del área rural, se halló que el 36,5% de las chicas adolescentes que tenían pareja y el 39,4% de los varones, manifestaban haber sido víctimas de violencia al menos en una ocasión.

Otra encuesta sobre violencia en la pareja realizada a adolescentes de una comunidad urbana, encontró que la violencia física en la pareja era significativa, ya que un 45,5% de los encuestados señalaban haber sido víctimas o victimarios de diversas formas de maltrato.

Un estudio realizado en Canadá para el que se reclutaron a 165 estudiantes de secundaria de entre 13 y 18 años, señaló que 26,1% de ellos manifestó haber sido forzado en alguna oportunidad a mantener una relación sexual.

Puntaje: 
Sin votos aún