Medusa

En época de verano y de playa, lo más divertido de un día de sol es bañarse y jugar en el mar. Pero un peligro para los pequeños son las medusas, esos organismos del reino animal submarino que se mueven lentamente por debajo del agua y de las cuales hay más de 1.000 especies tóxicas para los humanos que pueden picar de improviso al niño, provocando desde una reacción cutánea leve hasta colapso cardiorrespiratorio en los casos más graves.

Las medusas tienen tentáculos y al sentirse en peligro sueltan un veneno que al entrar en contacto con la piel causa dolor, ardor, inflamación, hinchazón y mucha picazón, entre otros síntomas.

Las reacciones pueden ser leves e incluir:

  • Ardor, picazón, debilidad de la zona afectada
  • Pápulas eritematosas y ampollas con posterior descamación (aproximadamente 8 semanas)
  • Edema de partes blandas y angiodma
  • Reacciones cutáneas a distancia secundarias al componente antigénico del veneno

Reacciones ante contacto oftalmológico pueden incluir:

  • Edema inflamatorio estromal corneal
  • Irritación de la capa media del ojo
  • Úlcera de la cornea, opacidad del cristalino, glaucoma agudo

Las reacciones graves pueden incluir:

  • Colapso cardiovascular
  • Broncoespasmo
  • Náuseas, vómitos
  • Necrosis hepática

¿Cómo actuar ante una picadura de medusa a un niño?

  • Sacar al niño del agua
  • Evitar frotar la zona de la picadura con una toalla o arena
  • Retirar de la piel los restos de medusa, en caso de que los haya, con la ayuda de algún objeto (una palita de playa de juguete usándola a modo de espátula, por ejemplo) y así evitar que el veneno entre en contacto con la piel de las manos. Otra forma es aplicando un paño empapado en vinagre
  • Lavar la zona afectada con el agua salada del mar o suero fisiológico. Evitar hacerlo con agua dulce, ya que esto puede potenciar el efecto de la toxina inyectada por la medusa, multiplicando el dolor e irritación
  • Aplicar una bolsa de frío sobre la zona afectada y dejar durante algunos minutos para calmar la inflamación. Nunca poner hielo directo sobre la herida
  • Aplicar algún antiséptico sobre la piel para evitar que se produzca infección y repetir 3 o 4 veces en el día durante 76 horas
  • En caso de que haya alguna reacción alérgica más grave consultar de inmediato a un médico, ya que el veneno sobre el niño puede causar más problemas de salud, debido a la gran superficie corporal que involucra la picadura en comparación a su poco peso y volumen corporal
Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)