kamasutra
Foto cortesía de micbaun - Flickr.com

El Kamasutra es un antiguo libro de origen hindú que trata sobre el amor de pareja y la vida sexual. Fue escrito por Vatsiaiana y está compuesto por 36 capítulos que abarcan diversas temáticas. De estos hay un capítulo que expone las distintas maneras y posiciones a la hora de hacer el amor, para buscar los puntos de excitación, de gozo y así lograr el mayor placer de la pareja.

A continuación se explican algunas de las posiciones expuestas en este capítulo del Kamasutra, que proporcionan una gran satisfacción sexual para la mujer.

Cinco posiciones para garantizar el orgasmo femenino

  1. El pulpo
  2. El hombre sentado con sus manos apoyadas en la superficie y las piernas semi abiertas, la mujer con las piernas sobre los hombros del hombre y las manos también apoyadas en la superficie. En esta posición se logra que la mujer se excite y goce, ya que la fricción que se genera al tener las piernas en alto en el meneo arriba abajo es muy placentera.

  3. La profunda
  4. La mujer acostada boca arriba con las piernas levantadas semi flexionadas y el hombre arriba. Se logra que la penetración sea total, lo que otorga un gran placer a la mujer porque el movimiento pélvico y rítmico realizado genera una muy importante estimulación del clítoris. Esta posición requiere de cierta práctica y flexibilidad en las piernas, ya que después de un rato se pueden cansar y acalambrar, pero sólo será cuestión de pasar a una nueva postura y ya.

  5. La sirenita
  6. Sobre la cama o una mesa, la mujer acostada con las piernas para arriba y juntas el hombre arrodillado en el suelo o parado (dependerá de la altura de la superficie donde esté la mujer), la toma por sus tobillos y la penetra. Tener las piernas en alto y juntas hace sentir muy bien a la mujer y logra que el placer sea total.

  7. El atracón
  8. Sobre una mesa, escritorio, etc., donde más les guste, la mujer se sienta y el hombre parado frente a ella la penetra mientras ella lo sujeta con sus piernas. Con esta postura también se logra un gran placer para la mujer, ya que la penetración es profunda (de ahí el nombre de la postura) lo que hace que sus puntos más sensibles sean estimulados y ella satisfecha.

  9. El perrito
  10. Ambos en cuatro patas, de ahí el nombre de la postura, la mujer abajo y el hombre arriba, él la penetra por la vagina. Con esta posición además de lograrse una gran excitación por el movimiento propio que genera la posición, se logra una mayor estimulación de la mujer al poder el hombre tocar sus pechos y su clítoris. El único defecto que tiene, es que no se establece contacto visual entre los miembros de la pareja y no pueden besarse en la boca mientras hacen el amor. Pero es una mínima contra en favor de un placer total para ambos, y en caso de aburrirse se puede probar con otra postura y ver qué tal!

Puntaje: 
Promedio: 3.8 (11 votos)