Intimidación y acoso a adolescentes homosexuales

En distintas localidades de los Estados Unidos una serie de episodios violentos contra homosexuales que incluyen maltrato físico, verbal, hostigamiento, abuso sexual, y acoso, culminó en el suicidio de algunos de éstos, conmoviendo así a la sociedad norteamericana en su conjunto.

Varios suicidios de adolescentes homosexuales en poco tiempo

Tyler Clementi, un estudiante de la Universidad de Rutgers de 18 años, se suicidó tirándose desde el puente George Washington al río Hudson después de que sus compañeros dieran a conocer por Skype e iChat algunos de sus encuentros sexuales con otros hombres.

Tiempo más tarde Seth Walsh de 13 años, se ahorcó en el patio de su casa luego de ser sometido constantemente a los abusos, las burlas e intimidación de sus compañeros de colegio.

Billy Lucas, de 15 años también se suicidó al no soportar los insultos por su orientación sexual por parte de sus compañeros de colegio.

La lista no termina allí, Asher Brown de 13 años se pegó un tiro después de ser acosado permanentemente por sus compañeros de clase. Stonewall Inn, símbolo del movimiento por los derechos de los gays, fue brutalmente agredido por su condición de homosexual.

Algunas de las causas de los suicidios de adolescentes homosexuales

Hay estudios que establecen que los adolescentes homosexuales, transexuales, bisexuales o transgénero son 4 veces más proclives al suicidio que los heterosexuales. Esta cifra se eleva a 9 en los casos en que estos jóvenes son rechazados por su condición por sus familias.

Según Ernesto Domínguez, consejero del Proyecto Trevor (organización estadounidense sin fines de lucro que se encarga de prevenir el suicidio de adolescentes homosexuales, bisexuales, transgénero, entre otros, y brindar asesoramiento en los momentos de crisis mediante una línea telefónica gratuita), son varias las razones por las que los adolescentes piensan en el suicidio, entre ellas la homofobia de la que son víctimas y el hecho de sentirse diferentes a los demás. Durante el 2009 esta línea recibió aproximadamente una 29000 llamadas telefónicas.

Según Michael Ferrera, director de LifeWorks, un programa de ayuda a jóvenes y adolescentes del Centro para Gays y Lesbianas de Los Ángeles, más de un 70% de los adolescentes homosexuales a nivel nacional, van a la escuela armados para defenderse de las potenciales agresiones de sus compañeros de escuela.

De acuerdo a lo expresado por Mónica Michell, ex jefa del departamento de psiquiatría de niños y adolescentes del Hospital Lenox Hill de Nueva York, los varones homosexuales son más propensos a recibir hostigamiento por parte de otros varones heterosexuales, debido a que estos últimos se sienten amenazados por sus propias fantasías y tendencias bisexuales, es más, la plataforma psicológica de la homofobia es el temor que tienen los heterosexuales a ser también homosexuales.

De alguna manera este comentario se advierte en los hechos mencionados anteriormente, en todos los suicidios los involucrados eran varones.

Los niños socialmente desconectados, es decir sin un grupo de amigos cerca y los residentes en localidades rurales, son más vulnerables a sufrir acoso, abuso e intimidación por parte de sus compañeros, fundamentalmente debido a la ausencia de grupos de ayuda y contención para homosexuales, lo que puede llevar a que la carga sea muy difícil de llevar y se vuelva algo irresistible, ante lo que el único escape es la muerte.

Pero sostienen los expertos, que el suicidio puede prevenirse cuando se trabaja en la educación de la sociedad acerca de que no hay más diferencia entre los heterosexuales y los homosexuales que algo tan íntimo y privado como ser la orientación sexual.

Algunas maneras de ayudar a un adolescente que está siendo víctima de hostigamiento:

  • Establecer un espacio abierto al diálogo en donde se pueda dar una conversación honesta, abierta y que brinde confianza y apoyo al adolescente
  • Recomendar al adolescente mantenerse alejado de los potenciales agresores y buscar ayuda adulta ante cualquier eventualidad
  • Recomendar al adolescente que esté acompañado de amigos al ir y volver de la escuela, ya que es menos probable que ataquen a una persona que está en un grupo
  • Buscar asesoramientos, ayuda, hablar con los maestros y autoridades de la escuela si estas situaciones se están dando allí
Puntaje: 
Sin votos aún