Ausencia del deseo sexual

La vida sexual está condicionada por diversos factores y la salud es uno de los más influyentes. Si bien no se habla mucho del tema, la diabetes es una de las enfermedades que más afecta la sexualidad de la mujer. El tema es mucho más estudiado en lo que a la sexualidad masculina se refiere y en lo que respecta a la femenina no tanto.

Los problemas sexuales asociados a la diabetes:

Falta del deseo sexual, falta de lubricación vaginal y dificultades para llegar al orgasmo:

Uno de los problemas más comunes asociados a la diabetes y la sexualidad de la mujer, es la reducción o pérdida del deseo sexual, en aquellas que no tienen un adecuado control de la glucosa en sangre. Esto conlleva además a la debilidad muscular, el cansancio, lo que tiene como consecuencia también una reducción de la lubricación vaginal durante el período de excitación, causando dolor e irritación durante el coito. También esto dificulta a la mujer la llegada al orgasmo y produce una menor satisfacción durante las relaciones sexuales.

Para mejorar el problema de la falta de lubricación vaginal, lo ideal es el uso de lubricantes de base acuosa, que facilitan la penetración y reducen el dolor durante el coito, permitiendo mayor satisfacción.

Infecciones vaginales

Los niveles elevados de azúcar en sangre (hiperglicemía), también favorece las infecciones en la zona vaginal, lo que además de ser molesto y vergonzoso, causa dolor, mal olor e incomodidad.

Las mujeres con diabetes tipo II son más vulnerables a los problemas sexuales

Las mujeres con diabetes tipo II son más propensas a los trastornos sexuales que las que padecen tipo I. Una de las explicaciones para ello, es que las que tienen el tipo 1 de la enfermedad, suelen ser mujeres mayores que cursan la menopausia, lo cual explicaría la resequedad vaginal. Si bien las mujeres con el tipo I son menos propensas, esto no implica que no puedan padecer problemas sexuales asociados a la enfermedad y no tengan que cuidarse.

Mantener la diabetes bajo control no sólo es fundamental para prevenir los problemas sexuales, sino además para evitar muchas otras complicaciones de la enfermedad como ser:

Puntaje: 
Sin votos aún