Pastilla del día siguiente: verdades y mitos

La pastilla del día siguiente es un método de anticoncepción hormonal de emergencia que debe ser utilizado excepcionalmente cuando falla el método anticonceptivo habitual (se rompe el preservativo, se despega el parche, expulsión del anillo, etc) y jamás remplazarlo.

La doctora Ana Belén Espejo, directora de la Unidad de Gestión Clínica de Ginecología y Obstetricia del Hospital Regional Universitario de Málaga, España, explica que este es el método de emergencia más conocido:

Se emplea como método de emergencia ante situaciones como un preservativo retenido o roto, descuidos en la toma de la anticoncepción oral o un coito no protegido. No es un método anticonceptivo alternativo al de uso habitual planificado.

Los dos fármacos de anticoncepción de emergencia utilizados con mayor frecuencia son levonogestrel y ulipristal.

Verdades

  • Cuanto antes se tome la pastilla de emergencia mayor será su eficacia: la mayor efectividad se consigue en las primeras 12 horas tras la relación sexual riesgosa y con el transcurso del tiempo va disminuyendo. Pero existe una fórmula que puede ser utilizada hasta dentro de los 5 días posteriores.
  • Iñaki Lete, profesor de Obstetricia y Ginecología de la Universidad del País Vasco, jefe de Servicio en la Unidad de Gestión Clínica de Obstetricia y Ginecología del Hospital Universitario de Araba (Vitoria), en España, señala:

    La ventaja de ulipristal es que puede usarse hasta cinco días después de haber mantenido la relación sexual, pero la eficacia en ambas píldoras, tanto de levonogestrel como de ulipristal, será mayor cuanto antes se tome la pastilla, y menor por tanto, si se van dejando pasar las horas.

    Agrega:

    Cuanto menos tiempo pase entre la relación sexual sin protección y la toma de la píldora, mucho mejor.

  • No protege contra futuras relaciones riesgosas: este método protege solamente de relaciones sexuales pasadas y hasta 72 horas después del coito aunque baja la efectividad cuanto más tiempo transcurre. Además protege del embarazo, no de enfermedades de transmisión sexual.
  • Causa efectos secundarios: si bien suelen ser leves y cada organismo reacciona diferente pueden presentarse náuseas, cansancio, dolor de cabeza, vómitos, dolor abdominal, mayor sensibilidad mamaria.
  • El próximo ciclo menstrual puede adelantarse o atrasarse: también puede ser más o menos abundante que lo habitual.
  • Es de venta libre: en América Latina y Europa la píldora de emergencia se vende libremente en farmacias sin necesidad de receta médica.

Mitos

  • Es 100% efectiva: es un mito. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) su eficacia en la prevención del embarazo ronda el 65% y 95%.
  • Es un método abortivo: existe la creencia equivocada que la píldora del día después funciona como método abortivo. Sin embargo, no es más que un mito. Ya que funciona inhibiendo la ovulación y luego de que el óvulo es liberado, actúa sobre su movilidad en las trompas, dificultando su migración del hacia el útero, además modifica el moco cervical y el endometrio, creando así un ambiente incompatible para la consecución del embarazo.
  • Iñaki Lete, señala sobre este punto:

    Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia aseguran que el mecanismo de acción de esta píldora no es abortivo. La anticoncepción de urgencia impide que el óvulo y el espermatozoide fecunden, por lo tanto si no hay fecundación no hay implantación en el útero y no hay embarazo. Si lo hubiera, no serviría de nada tomarla, puesto que no puede interrumpirlo y además no daña el embrión en desarrollo.

  • Es una “bomba hormonal”: existe el mito extendido entre quienes la utilizan que esta píldora produce graves alteraciones en el funcionamiento reproductivo hormonal y en el ciclo menstrual.
  • Lete señala que la OMS considera a la anticoncepción de emergencia como:

    …un medicamento esencial, que tiene que estar disponible en todos los Sistemas de Salud, que está exento de acción abortiva y de riesgos para las mujeres.

  • Existe riesgo para el feto en caso de embarazo: es otra creencia equivocada.
  • La doctora Ana Belén Espejo, explica sobre esto:

    No hay evidencia de estos posibles riesgos si se diera el embarazo, de ser así no sería un método tan difundido y recomendado por autoridades sanitarias como la Organización Mundial de la Salud.