Desperate Housewives
flickr.com

Desperate Housewives o Amas de Casa Desesperadas, es un buen título para una serie, que define y nombra no sólo la trama que se esconde detrás, sino también la situación actual de un gran porcentaje de la población femenina adulta.

Desperate Housewives es una de las series de televisión americana, escrita por Marc Cherry, quien ante la pregunta de un periodista, acerca de por qué ideó un programa sobre amas de casa, respondió: “El disparador fue observar la desesperación de un ama de casa. De chico, vivíamos en una granja en medio de la nada y mi madre se sentía, a veces, bastante sola y desesperada. Fue el germen de todo esto: Ese sentimiento femenino de sentirse atrapada en el rol de esposa y madre. Se trata de tener la vida que quieres, pero al mismo tiempo sentirse insatisfecho”.

Así es que Cherry dio vida al barrio Wisteria Lane, plagado de mujeres hermosas, casadas, con hijos, aburridas, infieles, ricas, envidiosas y dueñas de tantas experiencias como sea posible imaginar.

Mujeres Desesperadas

Wisteria Lane es un barrio residencial, donde conviven y se entrecruzan las historias de mujeres como Susan Mayer (Teri Hatcher), una ilustradora de libros de cuentos, preciosa mujer separada, madre de dos hijos, quien puede tener un intenso romance con el joven pintor de su casa o volver a enamorarse de su ex; Lynette Scavo (Felicity Huffman). Felizmente casada con un hombre bueno, madre de una gran número de hijos, sobreviviente del cáncer y una ex creativa publicitaria, que está cansada de estar en su casa; Bree Hodge (Marcia Cross), una obsesivo-compulsiva de la limpieza y el orden, fría como el hielo en su exterior, madre de un hijo gay, viuda por razones extrañas y prometedora empresaria de gastronomía.

Gabrielle Solis Eva Longoria, una ex modelo de pasado humilde, actualmente casada con un hombre rico, infiel por costumbre, caprichosa y consentida hasta el día en que se convierte en madre de dos hijas, abandona su carrera, su esposo se queda ciego y todo cambia para siempre.

Edie Williams (Nicollette Sheridan), la rubia infartante y sexy del barrio, envidiada por todas las mujeres, quien no pierde oportunidad de seducir a los hombres, más aún si son casados.

Katherine Mayfair (Dana Delany), una mujer seria, sola, que por esas vueltas de la vida se enamora del ex marido de Susan y los problemas surgen a borbotones.

El conflicto que desata la serie es el suicidio de Mary Alice (Brenda Strong), un ama de casa, madre y esposa, aparentemente feliz, que dejará detrás de su partida, un hilo conductor de misterios y sucesos extraños y oscuros.

Sexta Temporada

Amas de Casa Desesperadas es una de las series de TV más exitosas de Estados Unidos, seguida en su mayoría, por un público femenino que se identifica con la trama.
El programa va por su sexta temporada y propone para esta ocasión, el siguiente planteo: Finalmente se devela el misterio del final de la quinta temporada y es Susan quien se casa por segunda vez con su ex marido, a pesar de los sentimientos de su amiga, que lógicamente la odiará durante toda la temporada. La múltiple madre, Lynette, quedará embarazada nuevamente de mellizos; Bree intentará separarse definitivamente de su marido; y en la casa de Gabrielle aparecerá la sobrina de su marido que traerá más de un problema para ellos. Ingresará a la serie un nuevo personaje, Angie Bolen (Drea de Matteo), quién se mudará a la casa de la difunta Mary Alice y descubrirá que no todo brilla en Wisteria Lane.

Lo interesante y diferente de Desperate Housewives, es que parte de una temática aparentemente tranquila, como es la vida de las amas de casa y desata una cadena de hechos explosivos, que por más increíbles que parezcan, son reales.

Por medio de diferentes personalidades y caracteres, Desperate muestra a las mujeres como son; con miedos, inseguridades, defectos, necesidades, ganas de enamorarse y de ser ellas mismas, aparte de esposas y madres.

La imagen que propone es perfecta y real: Una bella mansión, con un lujoso coche estacionado fuera, junto a un jardín perfecto y una familia intachable; y detrás de la puerta… todo lo demás que sucede, que aquel magnífico exterior, se olvida de contar.

No todo es lo que parece. Las amas de casa están desesperadas, por vivir.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)