Mujeres trabajadoras
La mujer en el trabajo

La elección del 1º de Mayo como jornada para celebrar el Día de los Trabajadores se remonta la año 1886, en el marco de un desarrollo industrial vertiginoso, que se conoció como la segunda revolución industrial.

Un día lleno de simbolismos

Por aquel entonces los Estados Unidos mostraba un desarrollo importante en las industrias del carbón y el acero, entre otras áreas de producción, generando una nueva clase social, la clase obrera, que tuvo un nacimiento difícil.

En 1984 se celebra la Convención de la Federación de Trabajadores de Estados Unidos y Canadá durante la cuál, se llama a los trabajadores a reclamar por jornadas laborales más cortas, específicamente de 8 horas, ya que en ese momento llegaban a trabajar hasta 16 horas diarias.

Es así, que el 1º de Mayo de 1886 la Unión Central Obrera de Chicago convoca una huelga general, exigiendo las jornadas laborales de 8 horas y descanso dominical, se sumaron a la convocatoria unos 50 mil trabajadores de todas partes de los Estados Unidos.

Al día siguiente se enfrentaron policías con armas de fuego y trabajadores que se negaban a ingresar a la fábrica MC Cormick, ubicada en Chicago, el saldo fue como era de esperarse, muy triste, varios heridos y algunos muertos.

Es en recuerdo y agradecimiento a los primeros trabajadores que se organizaron para defender sus derechos, iniciando un camino de mejoras, que hoy son sustancialmente diferentes al de aquél entonces, aunque aún suceden cosas más dignas de aquella época que de la actualidad, que se celebra el 1º de mayo.

Cada 1º de Mayo todos debemos recordar la importancia de defender los derechos laborales de todos los seres humanos.

La Actualidad de las Mujeres Trabajadoras

Como es costumbre hay dos grupos de trabajadores que sufren de manera particular, aún hoy, diferencias y discriminaciones, esos grupos son, los niños y las mujeres.

Del trabajo infantil sólo podemos decir que no debería existir bajo ninguna condición, y por supuesto que mucho menos deberían los niños trabajar en minas 10 horas por día por un plato de comida, pero ese es otro triste capítulo.

Afortunadamente en el trabajo las mujeres han logrado, no sin esfuerzo, alcanzar muchas conquistas laborales, aunque aún faltan muchas más.

La OIT (Organización Internacional del trabajo) (1) se ha estado ocupando, en los últimos años de los derechos de los trabajadores desde un punto de vista de género, ya que su misión es generar oportunidades laborales en condiciones dignas para el ser humano, una de esas condiciones es la equidad de género, y está claro que las mujeres corren con desventajas en varios aspectos de la vida laboral.

Una de las conquistas laborales más importantes para la vida de las mujeres trabajadoras, ha sido la protección de la maternidad, pero esta conquista en muchos países, se queda en el papel, en la ley, los empleadores incumplen las leyes de protección a las madres trabajadoras. Tomemos en cuenta que la mujer madre es una de los temas que más preocupa al empleador, en tanto ella es responsable del cuidado de sus hijos y del núcleo familiar en general. Si seguimos pensando en este sentido, los cambios laborales relacionados al género, necesariamente, implican a la posición de los hombres, en varios sentidos, laboral sin duda, pero también cultural, político, e incluso, en la vida familiar.

Es muy importante la presencia de las mujeres trabajadoras en los ámbitos de discusión y decisión, para no ser olvidadas, conseguir que los gobiernos del mundo elaboren políticas públicas y legislación en aspectos tan importantes como, la distribución de las responsabilidades en el ceno familiar o el reconocimiento del trabajo hogareño no remunerado.

Es importante señalar que las mujeres, organizadas alrededor del mundo, han logrado reconocimiento y conquistas laborales muy importantes, como leyes contra el acoso sexual, que siempre es más padecido por las mujeres que por los hombres, equidad económica, a igual trabajo igual remuneración, cuotificación en algunas ramas de los diferentes sistemas de gobierno. Pero aún hay mucho por hacer y según parece las mujeres van por buen camino, es muy importante que permanezcan y multipliquen sus lugares en los ámbitos decisivos de las naciones, ya que nadie sabe mejor que una mujer, lo que es mejor para otra mujer.


(1) www.ilo.org/global/lang--es/index.html

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)