Consejos alimentación infantil

Cuando el bebé comienza a comer, es importante ser muy cuidadosos con la higiene y la manipulación de sus alimentos, para prevenir y evitar posibles contaminaciones e infecciones alimentarias muy peligrosas.

1

Amamantar durante los primeros 6 meses de vida

La leche materna es el principal alimento que debe recibir el bebé durante los primeros 6 meses de vida. Con ella, se cubren todas las necesidades nutricionales hasta que el bebé comienza a incorporar los alimentos sólidos a los 6 meses. Desde entonces, la lactancia debe mantenerse pero con menor frecuencia, hasta que el pediatra lo recomiende o que el bebé la abandone.

2

Cocinar bien las carnes y huevos que se van a dar a los niños

Hay alimentos crudos como las carnes y huevos, que pueden estar contaminados y si no se cocinan correctamente, causar serias enfermedades. Por ejemplo, infecciones por la bacteria Escherichia coli, en el caso de las carnes y salmonella del huevo y el pollo.

3

Consumir los alimentos inmediatamente después de cocinados

Cuando los alimentos se enfrían a la temperatura ambiente, empiezan a reproducirse muchísimos microbios nocivos para la salud. Por ello, se recomienda dar a los niños los alimentos enseguida de que han sido cocinados y no dejarlos nunca fuera del refrigerador por mucho tiempo para evitar el riesgo de contaminación.

4

Recalentar los alimentos

Para eliminar todos los microbios que puedan haberse reproducido en el transcurso del almacenamiento, es necesario recalentar los alimentos a una temperatura pareja de por lo menos unos 70º C. En este sentido es importante tener cuidado cuando se calienta en el microondas, ya que la comida no se calienta pareja.

5

Almacenar cuidadosamente los alimentos cocinados

En caso de los niños pequeños, que recién comienzan a alimentarse y que aún no tienen completamente desarrollado su sistema digestivo y de defensas; es mejor no darles comida recalentada. Lo ideal es cocinar pequeñas cantidades, sólo para la comida que se les va a dar y en caso de que sobre, descartar las sobras.

6

Evitar la contaminación cruzada de los alimentos

Los alimentos que ya están cocidos, pueden contaminarse si entran en contacto con alimentos crudos. Por ello es importante tener cuidado cuando se manipulan de no cortar con el mismo cuchillo por ejemplo un trozo de carne crudo y luego una verdura cocida, o colocar en la misma tabla de picar alimentos crudos y luego cocidos. La contaminación pude darse con el mismo alimento crudo y cocido, por ejemplo si primero se corta un trozo de carne crudo sobre una tabla y después se utiliza esa misma para cortar la carne ya cocida.

7

Asegurarse de que el agua es potable

Para preparar y lavar alimentos que van a darse a bebés y niños pequeños, es fundamental utilizar agua potable. Sino se está seguro de que sea así, lo mejor es hervirla antes de usar. Y en el caso del agua que se utiliza para preparar leche de formula, es mejor utilizar agua mineral embotellada.

8

Mantener todas las superficies y utensilios de la cocina bien limpios y desinfectados

Esto es muy importante para prevenir infecciones alimentarias en niños pequeños. Lavar bien y desinfectar con hipoclorito las superficies y los paños que se utilizan en la cocina para limpiar las mesadas y secar los utensilios. Asimismo, siempre lavar muy bien las ollas y demás utensilios que se van a usar para preparar la comida del bebé.

Puntaje: 
Sin votos aún