rejuvenecimiento
El cabello rizado suaviza los rasgos

El envejecimiento es un proceso natural e inevitable, pero que puede prevenirse o retrasarse. Llevando una vida saludable, alimentándose sanamente, realizando ejercicio físico de manera regular, descansando bien, evitando el exceso de alcohol, el tabaco, etc., se puede enlentecer.

Además hay algunos trucos y consejos de belleza, que aplicados cotidianamente, son muy efectivos para rejuvenecer y aparentar mucho menos edad.

Trucos de maquillaje

Hay una máxima fundamental para que las huellas del paso de los años no sean tan evidentes: A más edad menos maquillaje. El exceso de maquillaje, lejos de disimular las arrugas y las marcas de expresión las acentúa muchísimo.

Lo ideal es aplicar poca cantidad de base y extenderla muy bien, aplicar corrector de ojeras un tono más claro que el color de la piel para disimular ojeras e imperfecciones y una base que unifique el color de la piel. Finalmente usar polvos sueltos translucidos para darle acabado a los brillos e iluminar la piel.

Para el rubor elegir un tono rosa para pieles claras o naranja para oscuras.

Evitar maquillar la zona del contorno de ojos para que no se acentúen las arrugas de esa zona. Para maquillar los ojos, elegir sombras en tonos claros y calidos como el rosa, beige y evitar los fríos que endurecen los rasgos como el morado, azul, etc.

Trucos para el cabello

El cabello con rizos y bucles aportan un halo dulce y romántico al rostro, rejuveneciendo mucho. Los cortes de cabello desflecados en capas, también dan una sensación de frescura y libertad muy juvenil.

El flequillo recto o desflecado quita años y da una apariencia más juvenil. Mientras que el cabello recto y lacio agrega edad y da una apariencia de más edad.

En cuanto al color, los negros endurecen mucho los rasgos y avejentan. En tanto los castaños y rubios suavizan las facciones y rejuvenecen bastante.

Manicure

Tener las manos bien cuidadas es fundamental para darle un aspecto más joven a las mismas. Siempre llevar las uñas bien limadas y limpias, las cutículas prolijas y optar por los colores pastel para pintar las uñas, para no centrar la atención en las manos. La hidratación de la piel de las manos es muy importante para que luzcan jóvenes. Un truco casero es usar aceite, limón y azúcar y colocarse dos bolsas de nylon en las manos y dejar actuar durante una hora. Para retirar lavar con abundante agua. El resultado es unas manos extremadamente suaves.

Puntaje: 
Promedio: 3 (1 voto)