cuidados del cordon umbilical
Cortesía de Parents

La higiene del cordón umbilical es importante para evitar infecciones y posibles complicaciones posteriores. Llevar a cabo las medidas pertinentes es de vital importancia.
Consejos para una correcta limpieza:

  • Por lo general, el pediatra aconseja productos especiales para higienizar la zona, pero en caso de que no lo haga, lo más aconsejable es preguntarle
  • Se puede limpiar con un algodón y un poco de agua. Es importante evitar que se depositen secreciones en esa área
  • No existe sensibilidad en ese sitio, por lo cual el bebé no sentirá nada mientras se produce la limpieza
  • No cubrir con el pañal la zona del ombligo ya que la zona necesita aire
  • No se debe tocar más de la cuenta ni provocar la caída del cordón. Hay que dejar que se caiga solo ya que de lo contrario se pueden originar infecciones u otros problemas de salud para el niño
  • Es importante que esté bien limpio siempre y seco
  • La zona del cordón tiene que hallarse libre de cremas o talcos

Cuándo debe caerse el cordón umbilical:

  • En general suele desprenderse entre el octavo y décimo día si el parto ha sido natural.
  • Aquellos niños nacidos mediante cesárea pueden llegar a demorar un poco más la caída de doce a quince días
  • Tras la caída, la cicatrización puede tardar unos cinco días más

Cuándo estar alertas:

  • Si el cordón tiene secreciones de pus y de color amarillo o verdosas
  • Si se desprende de él un fuerte olor desagradable
  • Si sangra
  • Si está muy irritado e inflamado
  • Si el bebé tiene fiebre
  • Si el niño presenta infecciones en la piel
  • Dificultad para la digestión
  • Cólicos
  • Vómitos

Posibles patologías que derivan de una higiene inadecuada:

  • Onfalitis: infección que se caracteriza por presentar enrojecimiento alrededor del área umbilical
  • Granuloma umbilical: es la erupción cutánea que se origina en la cicatriz del ombligo
  • Hernia: bulto que aparece en la zona y que luego desaparece a los dos o tres años

Algunas medidas preventivas necesarias para evitar inconvenientes:

  • La humedad debe evitarse
  • La higiene diaria cuando se baña al niño debe ser existente y cuidadosa
  • Consultar con el pediatra cualquier situación que llame la atención o cree dudas de si se está haciendo lo correcto
  • No utilizar productos desconocidos para limpiar la zona umbilical, aunque muchos aconsejen el uso de alcohol y demás sustancias, lo más aconsejable y lógico es pedirle las recomendaciones pertinentes al especialista del niño, de esta manera se evitarán otros trastornos derivados de una higiene inadecuada

Aunque encargarse de la higiene del cordón es en general una medida que los padres pueden llevar a cabo sin problemas, lo ideal es dejarse aconsejar por el pediatra si surge alguna duda, por más pequeña que sea. Los problemas derivados de las infecciones suelen ocasionar molestias en el bebé.
El cordón es además una de las fuentes de células madre y su contenido puede ser fundamental para tratar cantidad de enfermedades. Los padres pueden decidir si quieren conservarlo tras el parto o no. Es una decisión que deben consultar con los especialistas para ver qué se puede hacer en relación a este tema.

Puntaje: 
Sin votos aún