Los mitos más comunes del embarazo

Hay muchas frases hechas repetidas cientos de veces que no son más que mitos, pero de tanto repetirse hay quienes las toman como verdades absolutas. Sin embargo, la mayoría de ellas no son más que eso, mitos sin ningún tipo de verdad científica.

Entre los más comunes están:

La acidez estomacal de la madre y el pelo del bebé

Es común escuchar que cuando la embarazada tiene acidez, es porque al bebé le está creciendo el pelo y será muy peludo. Nada de ello tiene veracidad científica, la acidez estomacal es frecuente en los últimos meses de la gestación y se debe a las modificaciones que el aparato digestivo de la mujer sufre, al tamaño del feto y al incremento de producción de jugos gástricos.

La mujer embarazada tiene que comer por dos

Esto era muy frecuente antiguamente, escuchar a las abuelas decir que la futura mamá debía alimentarse por ella y por el bebé. Pero nada de esto es verdad, sí es cierto que una buena alimentación equilibrada y balanceada es fundamental, pero ello no implica que sea abundante ni excesiva, lo necesario para cubrir sus requerimientos nutricionales.

La mujer embarazada no debe mantener relaciones sexuales

Nada de esto es verdad, siempre y cuando no haya alguna indicación médica. El sexo en el embarazo no está contraindicado y puede practicarse libremente hasta el momento del parto si es que la embarazada se siente bien y cómoda para hacerlo.

Los antojos

Si se tiene ganas de comer algo con muchas ansias y no se sacia ese antojo, el bebé nacerá con una mancha correspondiente, por ejemplo, una mancha marrón por deseos irrefrenables de chocolate. Esto no es más que un mito, puesto que si bien hay bebés que nacen con manchas de nacimiento, estas nada tienen que ver con lo que coma o deje de comer la mamá.

Durante el embarazo no se puede teñir el cabello

Hay quienes dicen que las tinturas penetran el cuero cabelludo y pueden dañar al bebé, pero esto no es real lo que si puede ocurrir es que a causa de los cambios propios del embarazo, la piel éste más sensible y se irrite y arda al entrar en contacto con los productos químicos de las tinturas. Por ello, se aconseja utilizar tinturas suaves durante esta etapa.

El rostro redondo y sonrojado indica que será una niña

Hay muchas teorías que predicen el sexo del bebé en base a argumentos para nada sólidos pero que se repiten como verdad absoluta de generación en generación, entre ellos el de que la forma y el color del rostro de la embarazada indica que el bebé será una niña.

La frecuencia cardíaca señala el sexo del bebé

Según este mito si la frecuencia cardíaca del bebé es mayor a 140 latidos por minuto el bebé será una nena. Esto nada tiene que ver con el sexo, ya que la frecuencia cardíaca depende del nivel de actividad y de la edad del feto al momento en que se miden los latidos.

La forma y la altura de la barriga indican el sexo del bebé

Se dice que si es redonda será una niña y si es en punta, un varón. Nada de esto es cierto tanto la altura como la forma del útero dependen del tono muscular y de la posición del feto, no de su sexo.

La malta estimula la producción de leche materna

Ninguno de los componentes de la malta tienen relación alguna con la mayor producción de leche materna, beberla puede ser igual de beneficioso como tomar cualquier otro líquido.

Durante el embarazo no se debe realizar ejercicio físico

Esto es absolutamente falso, la actividad física moderada es sumamente beneficiosa para el embarazo y salvo expresa indicación médica de reposo por alguna complicación, está totalmente permitida. Claro que hay algunos deportes prohibidos durante el embarazo, por lo que hay que tomar ciertas precauciones como no realizar deportes extremos, de contacto físico, de alta competencia, etc.

Los baños de inmersión pueden producir infecciones uterinas

El útero está sellado por el tapón mucoso por lo cual es imposible que nada pueda llegar a él y producir alguna infección. Este tapón cuando se aproxima la fecha del parto comienza a perderse, pero nunca del todo por lo cual recién en las últimas semanas habría que extremar un poco las precauciones.

El embarazo perjudica los dientes

Hay muchas personas que relacionan algunos problemas dentales con el embarazo. Sin embargo, esto es falso, pero si es real que una mala higiene y cuidado dental durante esta etapa puede traer complicaciones al bebé, por lo cual una buena salud bucal durante el embarazo es fundamental, es tan importante controlar la boca como acudir a los controles ginecológicos regulares.

Puntaje: 
Promedio: 3.3 (3 votos)