Tipos de familia: cuales son los tipos de familia

El modelo de familia ha ido cambiando y evolucionando a lo largo de la historia, producto de los cambios culturales y sociales. Hasta hace algunas décadas lo tradicional era un matrimonio heterosexual constituido por mamá, papá y los hijos; podía existir algún caso de madre o padre viudo/a; madre soltera o padres separados. Pero actualmente la realidad sobrepasa ampliamente estos patrones y existen muchos nuevos tipos de familia no tradicionales que deben ser atendidos.

La familia es el primer agente de socialización del niño y en este sentido no importa si es tradicional o si es un nuevo concepto de familia. Lo importante es que acoge, educa, forma en valores y en muchos casos coexisten ambos modelos de familia

La Licenciada en Psicología, especialista en temas de familia en la Facultad de Psicología de la Universidad de la Habana, Cuba, Patricia Arés Muzio, dice:

Hasta hace pocas décadas se hablaba que la familia era la unión legal entre un hombre y una mujer que se unen, con el objetivo de procrear, educar los hijos, y satisfacer necesidades humanas de unión y compañía. Ninguna definición de este tipo se corresponde con los cambios actuales. La unión puede ser legal o no, puede ser para toda la vida, pero las separaciones y los divorcios son frecuentes, los miembros de la unión ya no siempre son heterosexuales, la unión ya no es solo para procrear. Con ello queremos decir que actualmente estamos ante el fenómeno de la diversidad y complejidad familiar.

El doctor en Sociología por la Universidad de Alicante, España, Raúl Ruiz señala:

La familia no funciona como grupo sino como individuos. Cada día es más normal que el hijo gestione su dinero en el hogar y ocurre lo mismo con el matrimonio. Cada vez es normal que los dos miembros de la pareja gestionen su propio dinero.

Por su parte, el sociólogo español Zygmunt Bauman habla de la debilidad de los vínculos, lo que lleva a cada vez necesitar menos de los otros:

…cada vez tenemos la percepción de que necesitamos menos del otro y cada vez estamos más concienciados de la importancia de nuestra autonomía. Antes, una persona sola tenía una serie de limitaciones, había unos roles y cada uno tenía unas funciones que fomentaban los vínculos. Ahora somos más versátiles y multifuncionales. Da igual tu sexo para hacer una función u otra. Todos hacemos de todo, lo que nos permite ser autónomos.

Tipos de familia que existen en la actualidad

Familia nuclear

Es el tipo de familia clásica conformada por mamá, papá y los hijos. Antes era el más frecuente y primaba, pero hoy en día ya no es así y hay quienes señalan que el concepto de familia, así entendido como tradicional, está en peligro de extinción.

Familia Extendida

Consiste en aquella familia en la que existen otros integrantes además de los mencionados en la familia nuclear, llámense abuelos, tíos, sobrinos, etc.

Familia monoparental

Este tipo de familia refiere a aquella en la que solo uno de los padres se encuentra a cargo. Las causas pueden ser múltiples: padres separados, donde uno de ellos se queda con los niños; madre soltera por abandono o por elección (cada vez es más frecuente) o padre soltero; viudez, etc.

Familia ensamblada

Ensambladas o compuestas, son aquellas familias formadas por miembros de varias familias, es decir, por ejemplo, una mujer con sus hijos se casa con un hombre que a su vez tiene a sus hijos a cargo y viven todos juntos. Este escenario puede parecer en primera instancia muy temible, pero enriquece muchísimo las relaciones familiares si se trabaja correctamente el tema de la convivencia.

Familia homoparental

Es aquella familia conformada por una pareja homosexual, con hijos propios producto de gestación subrogada, reproducción asistida o adoptivos.

Familia de hecho

Son aquellas que están compuestas por una pareja que convive, pero no existe unión legal.

La profesora investigadora de la Universidad de Colima, en Guadalajara, México, Ana Zermeño, en su artículo “La familia en la génesis del siglo XXI” dice:

La familia parece estar ahí, como alternativa ante un mundo lleno de competencia, de ritmos acelerados, de individualismo, de riesgos, de rupturas. Por un lado parece estar rebasada como respuesta de vida en común de las parejas, pero por otro es revalorizada porque representa, (…), asideros ante la soledad, los miedos y la incertidumbre.