Juguetes que enseñan al bebé en su primer año

Continuando con la entrega de los primeros juguetes del bebé: La segunda parte.

Juguetes para estimular el oído del bebé

Los sonidos permiten al niño calcular distancias y anticiparse a determinados hechos de la vida cotidiana como la hora de comer, de dormir, etc.

Los ruidos del hogar

Hay quienes cuando hay un bebé en la casa buscan que exista un silencio sepulcral en el ambiente y esto es un error. El bebé debe acostumbrarse y adaptarse a los sonidos y ruidos del entorno.

A la hora de dormir

Un móvil musical en la cuna que tenga suaves melodías es ideal para inducir el sueño al bebé.

Juguetes para golpear o accionar

Entre los 7 y los 9 meses, los juguetes ideales son aquellos con teclas para accionar como pianos o xilófonos para golpear.

Los juguetes que deben ofrecérsele al bebé en estas primeras etapas para estimular el oído:

  • Sonajeros
  • Juguetes que vibran o suenan con el tacto
  • Móviles de viento
  • Libros de baño con sonidos
  • Juguetes interactivos

Juguetes de desarrollan las destrezas manuales:

Al año de vida, el bebé desarrolló ya su habilidad manual y ya es capaz de tomar los objetos por sí solo sin ayuda. Así comienza a sentirse más autónomo e independiente.

Entre los 9 y los 12 meses el bebé ya progresivamente comenzará a valerse por sí mismo para resolver problemas del tipo: Ve un objeto, lo desea, se desplaza y lo toma.

La habilidad manual que adquiere ya en esta etapa, le permite el agarre de pinza (tomar algo entre sus dedos índice y pulgar) para sujetar los objetos.

Los juguetes que deben ofrecérsele para estimular sus destrezas manuales:

  • Bloques de madera para apilar
  • Juguetes de encastre
  • Juguetes de ensartar aros
  • Libros con solapas
  • Juguetes que estimulen a repetir palabras
  • Teléfono de actividades
  • Juguetes de arrastre

Juguetes que estimulan el movimiento y equilibrio del bebé

Alrededor de los 4 o 5 meses el bebé aprende a girar, entre los 6 y los 9 puede permanecer sentado en trípode y entre los 9 y 12, primero a gatear (aunque no todos lo hacen) y posteriormente a caminar.

Colocarlo boca abajo

Con esta posición se estimula y fortalece la musculatura del cuello y espalda. Además se le da la oportunidad al bebé a que comience a experimentar e intentar voltear. Pronto los conseguirá, primero girar sobre un lado, luego sobre el otro y finalmente cambiar de postura.

Estimular su equilibrio

Permanecer sentado en postura de trípode de y estar de pie, implican un gran esfuerzo para el niño, mucha fuerza muscular y equilibrio. Por ello, si le gusta y lo intenta, animarlo a que adopte estas posiciones estimulará mucho su desarrollo.

  • Mantas
  • Gimnasios con actividades
  • Andadores
  • Juguetes con ruedas
  • Juguetes con cuerdas para arrastrar
  • Coches de fricción

La idea es ofrecerle juguetes que inciten a que el niño se desplace, se mueva y fomenten su equilibrio.

Puntaje: 
Sin votos aún