pareja

El amor, es uno de los sentimientos más poderosos que los seres vivos pueden experimentar, a veces noble, a veces desesperado; el amor ha dado origen a los más bellos poemas, canciones, regalos, gestos y locuras (también atroces); “el amor está en el aire” escribió el cantante pop John Paul Young; “sólo se ama lo que no se posee totalmente” dijo el escritor francés Marcel Proust; y claro que el amor es todo eso y tanto más de lo que podemos nombrar, explicar o definir, pero a veces, el amor también puede ser difícil.

En la actualidad, las parejas que atraviesan dificultades, suelen encontrar una vía de solución en la Terapia de pareja., una rama bastante nueva de la psicología, que intenta profundizar en la relación entre dos personas y cuya línea de pensamiento se vio altamente influenciada por el interesante trabajo de los psicoterapeutas Jay Haley, Virginia Satir, Don D. Jackson y Murria Bowen.

¿Quién necesita terapia?

Claro que se trata de una pregunta muy subjetiva y una decisión sumamente personal, pero tal vez ayude tener en cuenta algunas pautas de la Asociación Americana de Terapia Matrimonial y Familiar, para determinar la calidad de una pareja:

  • Dominio: ¿Quién tiene el rol dominante en la pareja? El poder puede ser ejercido por uno u otro miembro, tal vez por ambos, lo importante es que las situaciones de poder, se resuelvan y evolucionen hacia otro estado
  • Distancia: Indica la cantidad y calidad de actividades que se comparten en pareja, lo que determina de cierta forma si existe distancia o intimidad
  • Inclusión-Exclusión: Se refiere a dar participación al otro miembro en las decisiones cotidianas o importantes, pensar en el otro, tenerlo en cuenta
  • Compromiso: Es la base de la relación amorosa, el mutuo compromiso de respetar lo que allí existe, de mantener los acuerdos conversados
  • Intimidad: Se refiere a dar un espacio propio sólo de la pareja, para compartir lo que sea y para permitirse conocer al otro en profundidad

Según estadísticas de la Asociación Americana de Terapia Matrimonial y Familiar, el mayor porcentaje de parejas que acuden a terapia se encuentra entre:

  • Parejas jóvenes
  • Parejas no sexistas
  • Parejas que aún se aman
  • Parejas que están dispuestas a un cambio

Y el menor porcentaje de parejas que eligen la terapia, esta conformado por:

  • Parejas que esperaron demasiado tiempo antes de buscar ayuda
  • Parejas en las que una de las partes ya decidió el divorcio
  • Parejas cerradas a cualquier sugerencia o cambio

Objetivo de la Terapia de Pareja

La finalidad de la terapia de pareja, es encontrar los conflictos, los problemas de pareja, los puntos débiles, los malos entendidos, las necesidades no dichas, los dolores viejos, la influencia del pasado sobre la actualidad; para convertirlos en algo bueno, transformarlos, para abrir un espacio de comunicación y que cada uno pueda descubrir al otro con sus miedos, inseguridades y falencias, pero al lado, con las ganas intactas de seguir luchando por esa relación.

Siempre vale la pena intentar hasta lo imposible por algo en lo que se cree firmemente, por algo que puede ser complicado, pero sano. En cambio en otras ocasiones, relacionadas a la violencia física o verbal, realmente no vale la pena y es mejor alejarse.

La terapia de pareja no hace magia, sólo ayudará a quienes estén dispuestos a un cambio, a veces funcionará y otras no; depende de cada persona, de su ánimo, deseos y voluntad de estar mejor.

Puntaje: 
Promedio: 4.5 (2 votos)