Es fundamental comenzar con un tratamiento drástico

El cabello seco y dañado es muy frecuente, continuamente estamos expuestas a las agresiones externas como la contaminación y el clima, adicionalmente, el ritmo de vida actual con sus tensiones y cambios frenéticos alteran nuestros biorritmos y esto puede producir un deterioro avanzado de nuestro cabello. La falta de tiempo, el estrés y, la falta de cuidados deriva en que éste, presente más veces de las que quisiéramos, un aspecto, seco, dañado y maltratado.

Si bien es cierto que para esta situación lo más recomendable es ponerse en manos de los profesionales de la cosmética y la peluquería, también hay que tener en cuenta que el planeta en su conjunto se enfrenta a un proceso de transformación estructural. La importancia de transformar y reciclar los elementos naturales en pos de la salud de nuestro planeta y, las economías basadas en la cultura del ahorro como transición hacia el nuevo ciclo, nos sitúan en un punto de partida en el que los hábitos de cuidado de nuestro cuerpo, deben optimizarse.

Cabello seco, quebrado y quemado

Para recuperar la luz y luminosidad en el cabello maltratado, es fundamental comenzar con un tratamiento drástico en el que el corte del cabello sea el punto de partida, pero si no puede poner una solución inmediata a la regeneración del cabello, existen ciertos peinados que ayudan a disimular un cabello maltratado.

Comience aplicando una crema de elaboración casera y en la medida de sus posibilidades, optimice sus hábitos alimenticios. Una dieta rica en antioxidantes limpian y regeneran el cuero cabelludo, incluya por lo tanto, frutas, verduras, legumbres, maíz y pescados en su dieta y comprobará como de forma casi milagrosa su cabello comienza a recuperar el brillo.

Un peinado, un consejo, una solución

Opte por peinados que recojan su cabello, elimine la utilización de horquillas metálicas y cintas demasiado finas que se clavan en el cuero cabelludo y provocan la ruptura del cabello desde la raíz.

Lave su cabello con un champú suave de uso frecuente y aplique un acondicionador reparador al menos, tres o cuatro veces por semana. Posteriormente deje que su cabello seque de forma natural y recoja su pelo con pasadores y pinzas preferentemente elaboradas en madera o en tela, que no se claven en el cuero cabelludo y que recojan sin estrangular el cabello.

Si su cabello está maltratado pero es fino y quebradizo, un consejo de peluqueria es aplicar las mascarillas y acondicionadores de la mitad del largo hacia las puntas, evitando así que el cabello nazca con demasiada elasticidad y se rompa o resquebraje en pleno proceso de crecimiento.

Tenga en cuenta que un peinado que implique un orden excesivo en el cabello logrará que las puntas quebradas salgan hacia fuera y resulte más notable, el deterioro. Por eso, un buen consejo son los semirecogidos, con cierto grado de libertad y mechones ondulados que caen. Estos mechones pueden ser tratados con productos humectantes o una mezcla de gel y acondicionador, para que no se luzca el frizz.

En todo caso, un producto de tratamiento capilar anti frizz es bueno para lucir mejor el cabello maltratado y sirve para ayudar a peinar en forma de rodetes, grandes y altos, que son otra de las alternativas que sirven en estos casos.

Cabe destacar que el uso de la planchita es ligeramente acumulativo, por lo que si ya sabe que en cierta fecha va a requerir de ella, evite su utilización al menos, 5 días antes para lograr un mejor efecto. Sobre todo, si su cabello es delgado de espesor. Una planchita que se aplica luego de muchos días de no usarla queda mucho mejor que cuando se aplica a diario.

Como recomendación final, opte siempre por productos naturales, corte las puntas de su cabello en una longitud no inferior a cinco centímetros al menos dos veces al año y elabore recogidos con los que se sienta cómoda y confortable. No tenga miedo de cortar su cabello, para lograr la regeneración de un cabello maltratado, no es necesario que cambie completamente de look.

Puntaje: 
Promedio: 3.7 (3 votos)