Tocar música reduce el estrés

Son conocidos los beneficios de la musicoterapia para la salud en general, es utilizada para tratamientos contra la depresión, para estimular al feto dentro del útero materno, para prevenir enfermedades, para estimular el aprendizaje y fomentar las relaciones interpersonales y también para disminuir el estrés.

Pero además de ser favorable la música hecha por otros, también tiene importantes beneficios el hecho de tocar un instrumento musical. Entre los efectos benéficos para quien lo practica están los siguientes:

  • Incrementa la autoconfianza
  • Favorece la concentración y ayuda a ejercitar la memoria, siendo ideal para hacer trabajar la mente de cara a la prevención de enfermedades neurodegenerativas como ser el Mal de Alzheimer o la demencia senil
  • Mejora el estado de ánimo
  • Disminuye el estrés, relaja, aleja las presiones y tensiones
  • Beneficia la plasticidad del cerebro, incrementando así la creatividad y rapidez ante los problemas de la vida diaria
  • Incrementa la inteligencia espacial y las habilidades del lenguaje

Investigación de Barry Bittman

Además de los grandes beneficios que tiene tocar un instrumento musical sabiendo como hacerlo, según una investigación realizada por Barry Bittman director general y director médico del Centro Médico Mente-Cuerpo de bienestar, en Meadville, Pensilvania, tocarlo ocasionalmente, sin saber hacerlo, sin tener la técnica, ni la destreza es además muy bueno para reducir el estrés en los individuos.

El estrés se origina en el cerebro provocando una reacción en cadena que hace que se activen otras células del organismo produciendo ciertas sustancias químicas, que son las que conducen a la sensación de agotamiento, cansancio, dolencias y malestares físicos, depresión, ira, entre otros.

Los investigadores descubrieron que tocar un instrumento musical puede activar un mecanismo inverso al que se produce en el organismo ante situaciones estresantes, desactivando así la respuesta física que se produce ante el estés y favoreciendo la salud física y emocional. Sus estudios encontraron efectos benéficos de la música, que mejora el rendimiento y comportamiento escolar de un grupo de jóvenes conflictivos, así como la reducción a largo plazo de la prevalencia del burn out en estudiantes de enfermería y personas que trabajan al cuidado de otras.

Bittman sostiene que estos efectos positivos de hacer música no deben entenderse como un fin sino como un medio para lograr bienestar físico y mental. Es decir, no intentar tocar un instrumento con el propósito de ser un músico ni de componer una melodía, sino simplemente para beneficiarse uno mismo.

Sugerencias para tocar un instrumento musical y disminuir el estrés

  • Escoger un instrumento sencillo: el objetivo principal de tocar un instrumento es desactivar los mecanismos que se desencadenan en el organismo en respuesta al estrés, por ello no se aconseja escoger uno que sea muy complejo de tocar como una guitarra. Uno sencillo que permite tocar sonidos agradables fácilmente son los teclados electrónicos o un tambor
  • Tocar de oído: no pretender tocar una canción o melodía, simplemente hacerlo por instinto y siguiendo el ritmo interno
  • Tener constancia: como con todas las actividades benéficas, los efectos positivos no son inmediatos sino que llevan su tiempo, lo aconsejable es disfrutar de cada instancia y con el tiempo y la regularidad se notarán los cambios. Según los estudios, una frecuencia de una hora semanal durante seis semanas puede ayudar a disminuir la respuesta del organismo al estés. Pero para lograrlo hay que hacerlo como un hábito cotidiano
Puntaje: 
Promedio: 4 (2 votos)