Oligohidramnios

La cantidad de líquido amniótico que tiene la futura mamá aumenta hasta el inicio del tercer trimestre. entre las 34 y 36 semanas alcanza el máximo, aproximadamente, 1 litro y luego disminuye de manera gradual hasta el parto.
Cuando la cantidad de líquido amniótico es poca, se trata de una complicación llamada oligohidramnios. Cerca del 4% de las embarazadas presentan bajos niveles de líquido amniótico en algún momento de su embarazo, generalmente en el tercer trimestre. Y el 12% de aquellas las que se les ha retrasado el parto.

Causas de el oligohidramnios

  • Problemas de salud preexistentes como ser diabetes o hipertensión arterial antes del embarazo
  • Embarazo postérmino: Aquel que se prolonga por más de 2 semanas de la fecha prevista
  • Ruptura prematura de membranas: Cuando la bolsa se rompe pasadas las 37 semanas del embarazo pero antes que comience el trabajo de parto
  • Determinada medicación: Por ejemplo la que se usa para la hipertensión arterial
  • Defectos de nacimiento, sobre todo los que afectan los riñones y las vías urinarias del bebé

Síntomas de oligohidramnios

  • Pérdidas de líquido por la vagina
  • Contracciones uterinas
  • Molestias en el abdomen

Problemas que puede causar el oligohidramnios

Cuando el oligohidramnios ocurre en los primeros dos trimestres del embarazo, los problemas pueden ser muy graves y cuando sucede en el tercer trimestre puede abarcar:

  • Aborto espontáneo: Muerte del bebé antes de las 20 semanas del embarazo
  • Mortinato: Cuando el bebé muere luego de las 20 semanas
  • Parto prematuro: Cuando el bebé nace antes de las 37 semanas de embarazo
  • Defectos de nacimiento

Tratamiento

Cuando el oligohidramnios aparece al final del embarazo en una mujer sana, es muy probable que no sea necesario tratamiento. Sólo reposo, mucho líquido, control de los movimientos fetales, controles más frecuentes y ultrasonidos semanales para controlar la cantidad de líquido amniótico.

La amnioinfusión, introducción de una solución salina en el útero a través del cuello uterino, puede ayudar a prevenir algunos problemas en el bebé, como ser la compresión del cordón umbilical (por lo cual el bebé no recibe suficiente oxígeno no alimentos).

Cuando el nivel de líquido amniótico desciende mucho o el bebé presenta problemas de salud, el médico puede indicar la inducción del parto o una cesárea antes de tiempo, para prevenir problemas durante el nacimiento.

Puntaje: 
Promedio: 4 (1 voto)