Consejos para quedar en cinta

Cuando se está buscando quedar embarazada hay algunas cosas a tener en cuenta que favorecen o ayudan a lograr la concepción.

1

Tener sexo con frecuencia

Cuanto más seguido se tenga sexo mayores serán las probabilidades de lograr la concepción. Pero sin dudas que los días previos a la ovulación son los más indicados para buscar un bebé.

2

Llevar una vida saludable

Hacer ejercicio físico con regularidad, llevar una dieta saludable, evitar el alcohol, café, tabaco, las drogas y el estrés, es importante cuando se está buscando un bebé. No sólo para aumentar las posibilidades de lograr el embarazo, sino además porque si se logra, el bebé será concebido por una madre sana y crecerá fuerte y sano.

3

Considerar un plan de pre-concepción

Este tipo de planes sirven para que el médico pueda identificar hábitos poco saludables o problemas de salud que puedan interferir o complicar la concepción.

4

No abusar de los lubricantes vaginales

Algunos de los lubricantes que se venden libremente contienen una sustancia llamada K-Y Jelly, que puede afectar la fertilidad. En vez de utilizar lubricantes optar por otros métodos más naturales como ser la saliva o el aceite de canola.

5

No excederse en el ejercicio

Según señalan los expertos, el ejercicio regular y moderado es saludable, pero el exceso (más de 7 horas semanales) podría afectar la fertilidad y disminuirla.

6

Evitar el consumo de alcohol, tabaco y fármacos

Esto es fundamental, las mujeres embarazadas deben evitar el consumo de todo este tipo de sustancias que pueden afectar al bebé y este consejo es válido para aquellas que desean concebir, puesto que tanto el alcohol, el tabaco como algunos fármacos pueden afectar la concepción. Por ello, en el caso de los fármacos, es importante no automedicarse y siempre consultar primero al médico.

7

Prestar atención a la ovulación

Llevar un control sobre el ciclo menstrual en el que mensualmente se anote cuando comienza y termina la menstruación. Generalmente la ovulación se produce en la mitad del ciclo. Es decir en una mujer regular con un ciclo de 28 días, sería a los 14 días de iniciada la última menstruación.

8

Atender los cambios en el flujo

Las secreciones vaginales se modifican los días previos a la ovulación, el flujo se torna más translucido y ligero. En cambio luego de la ovulación desparece o se torna más viscoso y turbio.

9

Observar la temperatura basal

Unos días antes de la ovulación se produce un leve aumento de la temperatura basal, es decir de la temperatura basal en reposo. Por ello, tomarse todos los días la temperatura en la mañana, antes de salir de la cama y llevar un registro de la misma, es útil para controlarla y saber que cuando esta aumenta, es porque 2 o 3 días antes se ovuló.

10

Usar un kit predictor de la ovulación

Estos kits que se obtienen en farmacias sin receta, detectan en la orina las hormonas que se producen los días anteriores a la ovulación y cuál es el memento del día en que es más posible que ésta se produzca.

Puntaje: 
Sin votos aún