almohada para embarazada

Durante el embarazo una de las principales dificultades de la mujer a medida que avanza el mismo es conseguir un buen descanso. El peso del útero, la acidez, los calambres, las frecuentes ganas de orinar son, fundamentalmente en el tercer trimestre, algunas de las causas del insomnio. Y es sabida la importancia que tiene dormir bien en estas etapas antes del parto y de la llegada del bebé. La futura mamá necesita estar descansada y con energía para afrontar los nuevos desafíos que implica la maternidad.

Afortunadamente, gracias a las nuevas tecnologías y a la investigación, actualmente existen en el mercado productos que satisfacen prácticamente todas las necesidades. Ello incluye almohadas especialmente diseñadas para embarazadas, que buscan darle el confort necesario en esta etapa tan trascendental de sus vidas.

Estas almohadas ayudan a obtener un buen apoyo del útero y una postura favorable para conciliar el sueño, además de proteger al bebé.

Principales beneficios de las almohadas para embarazadas

  • Se adaptan al cuerpo de la embarazada. Están diseñadas para amoldarse y ofrecer apoyo a la espalda, útero, caderas y piernas, minimizando las molestias como dolores de espalda y calambres en las piernas.
  • Su diseño que ofrece apoyo a la espalda, evitando que la futura mamá quede totalmente acostada, ayuda a prevenir otro de los males del embarazo en sus últimas etapas, la acidez estomacal.
  • Pueden ser utilizadas tras el parto para mejorar la postura durante la lactancia.
  • Están confeccionadas en materiales suaves, fáciles de lavar, hipoalergénicos y muy confortables.

Tipos de almohadas para embarazadas

1 Almohada en forma de cuña

Tienen forma triangular o de media luna, ofrecen apoyo al útero al dormir de costado durante todo el embarazo. Esto le permite a la futura mamá adoptar una postura cómoda que le permita relajarse y descansar bien en la noche.

2 Almohada en forma de C

Favorece la postura de lado al dormir, una de las más cómodas durante el embarazo, ofreciendo apoyo tanto a la cabeza, la barriga y las piernas.

3 Almohada en forma de U

Este tipo de almohadas suelen ser bastante grandes y ofrecer apoyo a todo el cuerpo. Por su forma limitan el movimiento nocturno de la futura mamá, lo que favorece el buen descanso. Una de las principales desventajas de este tipo de almohada es que por su gran tamaño ocupa mucho lugar en la cama, no es fácil de transportar en caso de viajes.

4 Almohada tubular o alargada

Es una almohada larga en forma de tubo que permite a la embarazada apoyar su barriga y abrazar la parte de abajo con sus piernas adoptando una postura muy cómoda.

5 Almohada de cuerpo entero

Son almohadas que tienen el largo de la embarazada, aproximadamente, 1.50 m, que fueron diseñadas para aportar apoyo a todo su cuerpo, principalmente el útero y la espalda. En este caso su tamaño es una de las principales desventajas al momento de moverlas, transportarlas y por el lugar que ocupan en la cama.

Puntaje: 
Sin votos aún