El bebé

Se trata de una pequeña grieta o rotura en la mucosa que recubre la parte inferior del ano. Son bastante frecuentes y el principal síntoma de estreñimiento. Cuando las grietas están en la parte exterior del ano pueden verse a simple vista, pero no son visibles cuando están en la zona interna.

La causa de las gritas son las heces duras y secas, consecuencia del estreñimiento, que al evacuar provocan heridas que sangran. Esto se convierte en un círculo vicioso, ya que a lo que el niño siente dolor al evacuar retiene, incrementando así el estreñimiento, lo que favorece aún más la formación de grietas con las futuras deposiciones.

Síntomas

Los síntomas pueden aparecer de manera repentina o desarrollarse de manera lenta e incluyen:

  • Deposiciones dolorosas y con sangrado
  • Sangre en el pañal o el papel higiénico al limpiar luego de la deposición
  • Estreñimiento
  • Grieta o fisura en la piel que puede observarse al estirar ligeramente la piel

Tratamiento

En general, la mayoría de las grietas anales sanan por sí solas sin necesidad de tratamiento.

El tiempo de curación de las fisuras anales depende de cada niño y varía mucho de uno a otro. Además suele suceder que reaparecen cuando las condiciones que las han provocado repiten.

  • El tratamiento puede incluir la administración de sustancias que ayuden a resblandecer las heces y ello dependerá de la edad del niño. En bebés lactantes sólo leche materna, pero en niños más grandes puede probarse con jugo de ciruela, yogurt, frutas, más cantidad de líquidos, etc
  • Baños de agua templada con bicarbonato de sodio en la zona afectada tres veces por día
  • Aplicación local de pomada emoliente y lentiva a base de vaselina, una crema anestésica, hidrocortisona en crema al 1%, óxido de zinc

Las grietas anales suelen sanar de forma rápida sin mayores inconvenientes. En raros casos, una grieta no sana.

Las personas que han desarrollado fisuras anales, son más vulnerables a padecerlas en el futuro.

Prevención

  • Lactancia materna: La leche de la madre es lo ideal para que el bebé movilice adecuadamente el intestino, ya que las leches de fórmula suelen favorecer el estreñimiento y las heces duras
  • Cambiar los pañales con frecuencia y limpiar con toallas suaves la zona

¿Cuando consultar?

  • El sangrado aumenta
  • El sangrado se prolonga por más de dos horas y el niño presenta dolor
  • Las grietas no se curan por completo tras 3 días de tratamiento; están acompañadas de un retraso en el crecimiento, trastornos intestinales, fiebre y dolor abdominal
Puntaje: 
Sin votos aún