Proteger a los hijos de la pornografía infantil online

En la actualidad resulta bastante difícil mantener a los niños y adolescentes alejados de la computadora y de Internet, puesto que han nacido en esta era de las telecomunicaciones y la informática. Si bien esto tiene sus beneficios y ventajas puesto que acceden a material, información y conocimiento impensado hasta hace algunas décadas, también implica grandes riesgos. En la red circula numerosísimo material, mucho del cual es peligroso, ofensivo, e inadecuado para menores de edad.

Existe el riesgo de que gente inescrupulosa, enferma, pederastas, y sin escrúpulos, intenten contactar a niños o adolescentes a través de la red para fines non santos, entre los que pueden incluirse la pornografía infantil. Es decir intentar seducirlos mediante promesas económicas o materiales y luego envolverlos para que se presten a participar en este tipo de actividades delictivas.

A esto debe sumarse que como Internet abarca contenidos internacionales y cada país tiene su propia legislación sobre pornografía infantil, lo que un lugar puede ser considerado como delito en otro no lo es.

Por todo lo manifestado, es importante que los padres y adultos a cargo de niños y adolescentes se informen y eduquen acerca de las nuevas herramientas informáticas, de ese maravilloso instrumento que es Internet, a fin de poder brindar un marco de seguridad en el cual sus hijos se puedan desplazar, sin privarlos de su uso.

Algunos consejos para padres para el uso seguro de Internet de sus hijos

  • No colocar la computadora en la habitación de los niños, ponerla en una estancia familiar como ser el living o la biblioteca, de modo de poder dar un vistazo cada tanto para ver por dónde están navegando
  • Establecer normas y límites claros acerca del uso y tiempo que se pasa en Internet, al igual que se hace con la televisión, puesto que su uso prolongado puede ser perjudicial no sólo porque puedan estar expuestos a ser víctimas de pornografía infantil, sino además porque es una actividad muy sedentaria que resta tiempo para otro tipo de actividades muy saludables para los niños como jugar, hacer deporte, estudiar, leer, entre otras cosas
  • Actualizar el antivirus para protegerse de virus y de programas espías
  • Usar navegadores para niños que acceden solamente a páginas cuyos contenidos son aptos para éstos
  • Utilizar filtros de navegación. Los principales navegadores (Firefox, Chrome, e Internet Explorer, aunque este último no es el más recomendado debido a sus múltiple vulnerabilidades), cuentan con herramientas que permiten proteger la privacidad del usuario, limitar el acceso a páginas no aptas para menores, y poner una contraseña para acceder a Internet. Dichos filtros permiten incluir palabras claves que impidan la conexión a sitios pornográfico, de propaganda racista, o que promuevan cualquier tipo de violencia online
  • Instalar programas especiales de protección, que filtran la información proporcionando un acceso más fácil a sitios seguros, limitan el acceso a áreas específicas confiables, además de controlar el tiempo que se está conectado
  • Con los niños más pequeños es aconsejable navegar con ellos cuando están conectados a la red, explicarles su funcionamiento y limitaciones, hacer de esto una actividad familiar, de modo de poder controlar de cerca los sitios que visitan, con quien se comunican, quienes son sus amigos virtuales, cuánto tiempo dedican a esto, etc. Además seguramente ellos tienen mucho más manejo de las herramientas informáticas y de Internet que los padres y pueden enseñarle bastante al respecto
  • Conversar con los niños y explicarles acerca de los riesgos de la red y enseñarles a usarla con seguridad y responsabilidad, sin dar información personal como números de teléfono, dirección, y demás
  • En caso de los niños más pequeños, no permitirles que usen chats o canales de conversación, si no hay algún adulto con ellos. Estos son sitios divertidos, pero también son los preferidos de los pedófilos y pervertidos sexuales. Si bien es difícil en el caso de los adolescentes impedir que se comunique en chats, que usen las redes sociales, es necesario tratar de estar alerta, cerca de ellos cuando hablan y se comunican en ellos, remarcándoles que no está bien que mantengan conversaciones de tono obsceno, intimidatorio, con nadie a través de este medio
  • No permitir o restringir el uso de webcam y cámaras digitales, ya que así pueden enviar fotos o contactarse con extraños que a través de la cámara los vean y puedan pretenderlos para fines pornográficos
  • No permitir jamás, bajo ninguna circunstancia que los niños se encuentren con alguien que han conocido en la red
  • No contratar servicios de Internet a proveedores que ofrecen una dirección fija de IP, puesto que esto hace que sea fácil de localizar a quien está usando la red y averiguar sus datos. De ser esta la única opción, lo conveniente es enmascarar la dirección de Internet (IP) de modo que no sea identificable online. También es conveniente usar firewalls debidamente configurados en caso de un ataque personal
  • Hacer que los niños utilicen cuentas gratuitas de correo electrónico como Hotmail o Yahoo, ya que no exigen los datos personales del niño, protegiendo así su identidad. Esto va a la par con la necesidad de enseñarles a proteger su password y cambiarlo constantemente para evitar ser hackeados
  • En el caso de los niños más pequeños es más fácil entretenerlos con páginas de juegos infantiles, educativas, didácticas, etc., pero con los más grandes y adolescentes esto se complica, por lo que se recomienda ser claros en cuanto a los contenidos que ellos no deberían acceder, sobre los peligros existentes, los perfiles de pederastas (hay varios tipos los que mienten diciendo que son niños y colocando la foto de un menor en su perfil y los que utilizan nombres de usuario bastantes sugerentes como: “Niño12”, “Niña con suerte”, “Soldado”, entre otros) y ante la menor señal de peligro aconsejarle de contar lo ocurrido a sus padres para que presenten una denuncia a donde corresponda. No dejar pasar una situación como tal, ya que los predadores están siempre en busca de nuevas víctimas

Algunos consejos para los niños y adolescentes

  • No dar información personal ni sobre la familia, lugares que frecuentas, entre otra información, por Internet
  • No subir ni enviar fotografías por Internet sin previo aviso de un mayor
  • En caso de recibir información o comentarios obscenos, intimidatorios, y demás, que hagan que se sienta perturbado, invítelos a hablar con sus padres
  • No aceptar regalos ni ningún tipo de cosa por Internet que implique dar la dirección de su casa o colegio para hacérselo llegar, puede ser una trampa sólo para localizarlos
  • En Internet uno puede ocultarse detrás del anonimato que ofrece la comunicación virtual, por lo cual aunque alguien le diga que tiene su misma edad, puede estar mintiendo y ser un adulto con oscuros intereses ocultos. Estar alerta y tener cuidado es vital para los niños en Internet
  • Nunca quedar de encontrarse con nadie que se conoció por Internet sin que lo sepa algún adulto a cargo
Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)