Condom Challenge
Condom Challenge o el reto de esnifar un condón

En el afán de pertenecer, estar a la moda y no quedar por fuera del grupo, muchas veces los adolescentes adoptan conductas que ponen en peligro su salud, su integridad física y hasta su propia vida o la de sus amigos. En otras oportunidades hemos abordado en Bellezas Latinas peligrosas modas entre los adolescentes como el reto de la canela, el Oculolinctus o el petting. En esta ocasión vamos a hacer un repaso por las últimas tendencias en retos entre adolescentes (“Social Challenges” ), muchas de las que se han hecho virales en las redes sociales con todos los riesgos que ello implica.

1 El reto del desodorante o Deodorant Challenge

Es uno de los muchos retos virales que circulan en la red y atrapan la atención de los adolescentes. Consiste en aplicar desodorante en aerosol desde una distancia, aproximada, de unos 5 cm en una misma zona del cuerpo, durante largo tiempo (más de 15 segundos). Lo que buscan con ello los adolescentes es que baje considerablemente la temperatura en una determinada zona del cuerpo, se congele y quede blanca. Pero las consecuencias reales de ello, pueden ir desde la irritación, hasta graves quemaduras químicas en la piel de primer y de segundo grado, con las consecuentes cicatrices permanentes. Los aerosoles contienen fuertes gases y elevados niveles de alcohol que pueden resultar muy dañinos aplicados en exceso sobre la piel.

Una niña de 7 años murió en Brasil como consecuencia de un paro cardiaco luego de practicar el reto del desodorante, inhalando el aerosol tras ver un vídeo en YouTube. Y otra inglesa de 12 años sufrió graves quemaduras en la piel de su brazo.

Anthony Wong, director de la Escuela de Medicina de la Universidad de São Paulo señala sobre el riesgo del alcohol contenido en el desodorante:

Los niveles varían entre el 70% y el 90%, son mucho mayores que los de licores como el whiskey o la absenta. Inhalados, el volumen de alcohol es absorbido altamente, causando inflamación de la laringe y paro cardíaco.

2 Esnifar un condón o Condom Challenge

Este es un riesgoso reto que consiste en inhalar un condón por una de las fosas nasales y sacarlo por la boca. Conlleva serios peligros como el de atascamiento en las vías respiratorias con la consecuente asfixia. Pero también puede causar infecciones o reacciones alérgicas por el lubricante que contienen.

El profesor Bruce Lee, de la Escuela de Salud Publica Johns Hopkins Bloomberg, de Maryland, Estados Unidos, dijo al respecto:

¿Cuándo usar un condón ha sido mala idea? Cuando intentas inhalarlo por tu nariz y expulsarlo por tu boca (…). Incluso si se consigue realizar el reto de forma exitosa, inhalar un condón por la nariz será bastante incómodo y, seguramente, muy doloroso. ¿Vale la pena todo eso solo por unos Megusta [likes]?.

3 Reto del conejito rechoncho o Hubby bunny challenge

Trata de llenar la boca de malvaviscos al máximo e intentar pronunciar: “chubby bunny" (conejitos regordetes). Si bien en apariencia parece un reto inofensivo comparado con otros, el riesgo de atragantarse está presente.

4 Ghost pepper challenge

Consiste en colocarse un chile picante llamado Naga Jolokia también conocido como Ghost Pepper, cuatrocientas veces más picante que el tabasco según el libro Guinness de los Records y grabar la reacción. Si bien en principio no pareciera ser un reto tan riesgoso, eso depende en gran medida de la frecuencia y la cantidad de chile que se ingiera. Un hombre que participó de un concurso de chiles, permaneció varios días en el hospital con rotura espontánea esofágica, un diagnostico no muy común pero potencialmente mortal.

5 Fiesta arcoíris

Se trata de fiestas que son convocadas y promovidas a través de las redes y de las cuales participan, en muchos casos, menores de edad. La gracia es usar diferentes tonos de labial y hacer sexo oral a distintos jóvenes para dejarles un arco iris de colores en el pene. Obviamente que esta práctica conlleva los riesgos de las relaciones sexuales sin protección, enfermedades de transmisión sexual y embarazo adolescente no deseado y abuso sexual.

6 El reto del hielo y la sal o Salt and Ice Challenge

El desafío consiste en aplicar sal y luego un cubo de hielo sobre la piel y resistir el dolor que causa. Obviamente que debe ser todo captado para luego compartir las imágenes en las redes sociales. Según especialistas esta combinación produce una reacción física que lleva a que la temperatura en la piel descienda hasta los 21º bajo cero. Las consecuencias de este reto pueden ir desde una grave quemadura similar a la causada por congelamiento, hasta shock séptico y daño orgánico.

La química y científica Deborah García Bello, directora de las jornadas Arte & Ciencia en TopArte del Museo Guggenheim de Bilbao y la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco y Euskal Herriko Unibertsitatea, en España, explica sobre los riesgos de este reto:

Si se aplica sal, el hielo se enfría muchísimo y la temperatura cae en picado. Dependiendo de la cantidad utilizada, en tres o cuatro minutos ya te puedes hacer una quemadura.

No es -aclara- una reacción química, sino algo físico, un proceso termodinámico de cambio de estado, en este caso de sólido, el hielo, a líquido, un cambio en el que baja muchísimo la temperatura.

Por qué los adolescentes son presa fácil de estos riesgosos retos

El psicólogo español Manuel Fernández Blanco hace algunos comentarios:

Cuando un joven soporta una angustia que le resulta inaguantable (…) puede provocarse una lesión, un dolor en el cuerpo como una manera de eliminar esa angustia. Tiene una función ansiolítica. A veces, el dolor físico es una manera de localizar en el cuerpo el dolor psíquico que no se puede expresar de otra manera.

Según Fernández Blanco, este tipo de prácticas ofrecen a los adolescentes:

…la sensación de comunidad, de pertenencia a un grupo, en el que también existe una cierta competencia por ver quién se produce el daño mayor.

El sociólogo de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) Francesc Núñez coincide con Fernández Blanco en las razones que llevan a los adolescentes a ser parte de estos desafíos:

La posibilidad de tener un reconocimiento, de recibir likes, de tener popularidad o prestigio tiene mucha fuerza.

También señala el nivel de inconsciencia de los mismos:

En los retos virales existe esa inconsciencia de no creer que te puedas morir. Se puede ser consciente del riesgo a nivel racional, pero no emocional.

El psicólogo y director de desarrollo del eHealth Center de la UOC, de Barcelona, España, Manuel Armayones, señala que los adolescentes necesitan permanentemente:

…la aprobación que reciben de internet.

Quieren sentirse tan apoyados, valorados y queridos en la red que ponen en juego lo más preciado, que es su propia vida.

Cómo prevenir este tipo de retos entre los adolescentes

Los padres juegan un rol muy importante en la prevención de este tipo de conductas. Si bien los adolescentes de hoy son nativos digitales y no pueden quedar por fuera de lo que son las redes; lo que sí se puede es tener un acompañamiento vigilante. Es decir ser muy estrictos con el uso de las mismas, respectar las edades, limitar las horas de uso (especialmente en la noche o cuando están solos) y controlar quiénes son sus amigos/as virtuales.

La psicóloga brasilera Fabiana Vasconcelos, vocera del Instituto DimiCuida, una organización sin fines de lucro de Brasil que trabaja para crear conciencia sobre los peligros de este tipo de videos virales recomienda:

Necesitas crear un entorno en el cual el contenido (o los videos) sea debatido sin juicios, como parte de una reflexión crítica que los niños y adolescentes todavía no han desarrollado.

Algo así como: '¿cuántos años tiene la persona de este video? No parece ser un niño como tú. ¿Por qué está haciendo eso?'. Y, especialmente, '¿merece la pena correr ese riesgo?' o '¿es buena idea compartir ese contenido?'.

Por su parte la psicóloga Sherrie Campbell de California, Estados Unidos, explica que las redes sociales conforman una parte muy importante de las vidas de los adolescentes y dice sobre ello:

Esto se les ha convertido en una obsesión y casi una responsabilidad en sus vidas, se sienten obligados a seguir el ritmo, por eso los padres tienen que ayudar a mantener el equilibrio entre los retos que les proponen las redes sociales y las verdaderas necesidades que el mundo real requiere.

Puntaje: 
Sin votos aún