Momo

Momo es un juego, un reto viral a través de WhatsApp que se expandió por diversos países del mundo como España, Estados Unidos, Alemania y ahora llegó a América Latina, en donde ya en Argentina y Uruguay se conocen casos de este contacto. Como otros que se ponen de moda en las redes, este nuevo juego preocupa a padres y autoridades. Además pone en el tapete, una vez más, la relación entre internet y los niños y/o adolescentes, así como el control que deberían tener los adultos al respecto.

En qué consiste el reto

El reto consiste en agendar el número de momo en el teléfono móvil. El mismo tiene la característica de Japón (+81), México (+57) o Colombia (+52). Inmediatamente aparece en la foto de perfil, la aterradora imagen de una muñeca diabólica con ojos saltones, boca enorme sonrisa maléfica, pelo largo negro y patas de ave. El usuario deberá realizar una llamada o comenzar un chat y la “gracia” del juego, es aguantar el pánico que produce lo que dice Momo, la que enviará fotos, videos atemorizantes y amenazantes que deberán reenviarse a todos los contactos para que se haga viral y así circule por la red en forma de cadena.

Hasta el momento no existen demasiadas certezas con respecto a qué hay detrás de este reto viral. Lo que sí se sabe es que la aterradora imagen corresponde a una escultura que fue expuesta en 2016 en Tokio, durante una exposición sobre espectros y fantasmas. De allí que se diga que Momo es de origen nipón, además de que la característica del número telefónico corresponde a ese país.

Advertencias de autoridades

Las autoridades advierten sobre las comparaciones entre este reto viral y el juego de la Ballena Azul que incitaba al suicidio y cobró varias víctimas en 2017. Señalan que el mayor peligro detrás del reto, es el que los niños y adolescentes establezcan contacto con desconocidos que pueden sacarles información con fines delictivos.

En este marco, la Unidad de Investigación de Delitos Informáticos de Tabasco, México advirtió por medio de Twitter:

Advertencia por nuevo reto en niños y jóvenes, evita hablar con desconocidos, buscan obtener información que puede ser utilizada en tu contra.

Publicó un boletín informativo alertando sobre los riesgos:

El riesgo de este reto entre los jóvenes y menores de edad es que los delincuentes pueden hacer uso de este 'juego' para: sacar o robar información personal; incitar al suicidio o a la violencia; acosar, extorsionar; generar trastornos físicos y psicológicos como ansiedad, depresión, insomnio, etc.

El Ministerio de Tecnología e Información de Colombia (Mintic) también señaló sobre “Momo”:

No aceptes retos en los que tengas que escribirle por WhatsApp a números desconocidos y mucho menos si prometen una respuesta a las 3 a.m.

En España por ejemplo, la Guardia Civil también a través de Twitter indicó:

¡No agregues a 'Momo'! Si grabas en tu agenda un número, te aparecerá un extraño rostro de una mujer. Es el último viral de WhatsApp de moda entre los adolescentes.

La incitación al suicidio en los retos virales

Una de las mayores preocupaciones de las autoridades y los padres, son los riesgos que se esconden en muchos de los retos virales. Muchos de ellos, consisten en juegos o prácticas que ponen en peligro la integridad física de los niños y/o adolescentes. Esto cobra relevancia, especialmente teniendo en cuenta la elevada tasa de suicidios entre adolescentes. Es por ello, que se llama a los padres y adultos a cargo, a estar muy alerta del contenido que sus hijos ven en Internet. Hablar con ellos sobre los temas del momento, problematizar, escuchar atentamente.

El periodista peruano especialista en tecnología, Jesús Veliz, recomendó al respecto del rol de los padres con respecto a este tipo de retos virales que invaden la vida de los niños y adolescentes:

Internet es la nueva calle de los chicos, y lo que ocurra en ella se vuelve relevante. Es importante aprovechar la difusión que estos eventos tienen en medios para propiciar el diálogo, y darle espacio a los chicos en esa conversación para que puedan explicar lo que sienten o creen. Es en ese espacio en donde contarán si hay algún compañero de clases que lo hace, o la opinión que ellos tengan sobre el hecho. Hablar y dejar hablar a un niño o un adolescente es clave en el fortalecimiento de vínculos familiares. Cada año ocurre un evento similar, como ‘La ballena azul’ y otros tantos. Por eso es importante el diálogo familiar.

Puntaje: 
Sin votos aún