Lesión del plexo braquial en recién nacidos

Se trata de la pérdida del movimiento o debilidad del brazo como consecuencia del daño durante el nacimiento del conjunto de nervios que se encuentran alrededor del hombro (plexo braquial).

Los nervios del plexo braquial pueden resultar lesionados en un parto complicado y la lesión puede ser causada por:

  • Tracción de los hombros durante un parto cefálico
  • Tracción de la cabeza y el cuello del bebé hacia un lado cuando los hombros están atravesando el canal del parto
  • Presión sobre los brazos levantados del bebé durante un parto de nalgas

Tipos de lesión del plexo braquial

Hay distintos tipos de lesión del plexo braquial y su tipo depende del grado de parálisis del brazo:

  • Lesiones del plexo braquial que afectan regularmente sólo la parte superior del brazo
  • Parálisis de Klumpke que afecta la mano. El bebé puede presentar párpado caído en el lado opuesto
  • Parálisis de Erb que afecta la parte superior e inferior del brazo

Factores que aumentan el riesgo de lesión del plexo braquial

  • Bebé de gran tamaño (por ejemplo de madre diabética)
  • Parto de nalgas
  • Distocia del hombro (dificultad para pasar el hombro del bebé luego de que la cabeza ya salió)

Actualmente, debido al mejoramiento de las técnicas obstétricas, la lesión braquial es menos frecuente. Se recurre a la cesárea con más asiduidad cuando hay riego de parto complicado. Si bien esta no previene la lesión braquial, sí reduce el riesgo de ocurrencia.

La lesión del plexo braquial puede confundirse con una afección llamada seudoparálisis, en la que el bebé tiene una fractura y no mueve el brazo a causa del dolor pero los nervios no están dañados.

Síntomas

Los síntomas pueden verse inmediatamente o poco tiempo después del parto y pueden incluir:

  • Ausencia de movimiento en la parte de arriba o abajo del brazo o la mano del bebé
  • Brazo doblado a la altura del codo y apoyado contra el cuerpo
  • Ausencia del reflejo Moro en el lado afectado
  • Reducción del agarre en el lado afectado

Tratamiento

En los casos leves, se aconsejan suaves masajes en el brazo y ejercicios.

Si el daño es grave o la afección no mejora durante las primeras semanas, puede ser necesaria la evaluación de especialistas.

Si la fuerza no retorna a los músculos afectados cuando el bebé tiene entre 3 y 6 meses de edad. Puede evaluarse la posibilidad de una cirugía.

Pronóstico

En general los bebés con lesión del plexo braquial se recuperan en un período de entre 3 y 6 meses. Los que no se recuperan en este lapso, tienen un pronóstico más desfavorable. En estos casos puede existir una separación de la raíz nerviosa desde la médula espinal.

En los casos de seudoparálisis, el bebé comenzará a usar el brazo afectado cuando sane la fractura. En los bebés las fracturas, generalmente, sanan fácil y rápidamente.

Complicaciones

  • Contracciones musculares anormales o rigidez muscular que pueden ser permanentes
  • Pérdida permanente, total o parcial de la función en los nervios afectados, que causa debilidad o parálisis en el brazo afectado
Puntaje: 
Promedio: 1 (1 voto)