... continúa la segunda parte del especial sobre Pornografía infantil en Internet.

Habitualmente se trata de personas de un nivel socioeconómico medio – alto, con dificultades de relacionamiento social, en su gran mayoría hombres de entre 25 y 50 años, con poca o ninguna capacidad de empatía, “de entender que se trata de nada más y nada menos que de niños”, pero buen conocimiento y manejo de herramientas informáticas e Internet. Por ello, es muy probable que se camuflen en otros sitios dedicados a la pornografía y de ahí intenten acceder a comunidades virtuales dedicadas exclusivamente al porno infantil.

En la gran mayoría de los casos, estos sujetos no pasan de la simple etapa de voyeur, es decir de disfrutar de la pornografía tan sólo a través de la observación, en una combinación entre la ternura y el deseo, algo que de todos modos no deja de ser un delito.

Características de los niños explotados sexualmente para producir pornografía infantil

En general los niños implicados en pornografía provienen de países muy pobres, no es casual en este sentido, que en un principio la mayoría eran de países del sudeste de Asia, aunque actualmente también participan de países europeos y latinoamericanos.

En algunos casos se trata de niños que son engañados, a los que se les ofrece dinero u obsequios a cambio de algunas imágenes sexuales. Y otras son sus propios padres los que los explotan para beneficio propio.

Qué se viene haciendo a nivel internacional al respecto de la pornografía infantil en la red

La difusión de pornografía infantil en Internet ha sido analizada por expertos internacionales en diversos encuentros, uno de los cuales se celebró en Lyon en 1998.

Recientemente coincidiendo con el Día Internacional del Internet Seguro, un evento que se realiza en 65 diferentes países del mundo anualmente, realizado este año el 8 de febrero; la Fundación Alia2, dedicada a analizar y denunciar este fenómeno, dio a conocer un informe que expuso la situación vigente de la pornografía infantil en Internet.

Para conocerla, la fundación elaboró un programa denominado “Florencio” que rastreo durante 2010 en todos los países del mundo las redes P2P (que posibilitan el intercambio directo de información entre los servidores interconectados), el intercambio de archivos que contenían pornografía infantil, hallando en total alrededor de 420 mil archivos, de los que el 21% correspondían a Estados Unidos, el 11% a España y el 7% a México.

El país del continente americano con más intercambio de material pornográfico infantil fue en primer lugar Estados unidos, luego México, Colombia, Uruguay, Argentina, Brasil, Venezuela y Perú. Representando los dos primeros, alrededor del 80% del contenido porno del continente.

Puntaje: 
Promedio: 5 (1 voto)